Listin Diario Logo
18 de julio 2018, actualizado a las 01:56 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual21ºC32ºC
Ventana sábado, 14 de julio de 2018
0 Comentarios

Viajes

Un breve retrato de Taipéi

Para el taiwanés la educación no es solo ir a la escuela a aprender que 2 y 2 son 4, sino que comienza y termina en la casa.

  • Un breve retrato de Taipéi
  • Un breve retrato de Taipéi
Luis Beiro
Taipéi

Taipéi es una ciudad de contrastes. Pero sobre todo, una gran ciudad. Junto a las más modernas torres y elevados se pueden descubrir viviendas sucias o sin pintar. “Es que un espacio habitacional aquí es muy costoso, y el metro cuadrado puede llegar a costar hasta 30 mil dólares”. Quien habla así es Anthony Chang, el dueño de un negocio de comida rápida.

“Es por ello que usted puede encontrar miles de comercios como este en espacios pequeños, porque los costos de alquiler tambiñen son muy elevados, al igual que el de las viviendas”, sigue diciendo. Sin embargo, para alguien interesado en su historia y su cultura, eso es lo de menos. Taipéi es la capital de Taiwán y allí es donde “están los cuartos”. En Taiwán hay provincias mucho más modernas, donde el costo habitacional es muy inferior y donde se pueden disfrutar las excelencias propias de un país desarrollado.

Hoy Taipéi se ha incluido en la modernidad gracias a su desarrollo tecnológico. No obstante ser una isla montañosa con sus ciudades alrededor de las costas, allí viven 23 millones de personas que no necesitan presas para acumular el agua. Cada provincia de Taipéi tiene también su propio desarrollo eólico que le otorga una electricidad constante y segura.

CURIOSIDADES
En Taiwán no se comen perros, ni gatos, ni culebras. Tampoco se hacen jugos con huevos de rana. Ni los limosneros andan por las calles molestando al transeúnte. Tampoco se ve a la gente muy preocupada por los avatares de la política vernácula. En la ciudad hay muchos negocios de comida vegetariana y otros de infusiones. El arte de preparar el te de los taiwaneses es muy especial y los sabores inundan el paladar con gratos aromas. El principal medio de transporte no es el motor, ni la bicicleta, ni el auto, aunque algunos los usan. La gente se mueve en el metro porque no solo su seguridad y prontitud hacen la simplifican la movilidad contidiana, sino porque significa un ahorro de combustible, y por tanto, una no contaminación ambiental. La arquitectura local ha preparado las calles para caminar siempre bajo techo, no al aire libre.

PAÍS FELIZ
En Taiwán es muy difícil encontrar empleadas domésticas. La propia familia es la que se encarga de hacer los quehaceres domésticos. Es un país feliz y valeroso, donde los desniveles entre pobres y ricos casi no existen, donde el salario mínimo ronda los $1000 dólares americanos mensuales, y donde la juventud encuentra educación y empleo seguros. La disciplina social es admirable, tanto en el respeto a las instituciones como en el saludo y el trato a los demás. Esto es a grandes rasgos el Taiwán de hoy donde el futuro está garantizado a pesar de que algunos intentan aislarlo del mundo de donde nunca podrá ser aislado, no solo por ser un país con un himno, una bandera, una cultura y una idiosincrasia distinta, sino por tener un solo corazón en 23 millones de cavidades torácicas.

VIDA FAMILIAR
La vida en Taiwán es agitada debido a la entrega laboral de sus ciudadanos. Sin embargo, a diferencia de otros países de Asia, allí la familia tiene una importancia de primer orden y el disfrute del tiempo libre es una pasión.

LA VIVIENDA
Debido al poco espacio de sus viviendas el taiwanés prefiere realizar sus comidas, ya bien familiares o individuales, en los establecimientos comerciales y no en la casa. Muy pocas familias cocinan en Taiwán porque el tiempo requerido en preparar los alimentos, servir las mesas, fregar los platos y cubiertos y desechar la basura lo emplean en disfrutar su excelente vida nocturna. Ellos comen de quienes preparan los más diversos y sofisticados platos. Son múltiples ofertas las que se pueden encontrar y todas a muy bajos precios. Para una familia de cuatro personas comprar alimentos para una sola cena, por ejemplo, requiere unos $500 pesos taiwaneses (unos $15 US) mientras que una comida para la misma cantidad de personas en un buen restaurant no sobrepasa los $300 pesos ( $7.05 US). Si la familia almuerza y come en la calle solo gastara 100 pesos más, los cuales se pagan gustosamente para evitar el trasiego de alimentos y las idas y venidas al mercado.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre