Listin Diario Logo
16 de agosto 2018, actualizado a las 08:24 PM
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
Religión/Senderos sábado, 04 de agosto de 2018
0 Comentarios

SENDEROS

La voz en el silencio

  • La voz en el silencio
Lesbia Gómez Suero
Santo Domingo

Hay en el Principio de “Aquello” que es Nada y es El Todo. Sonido, vibración. Esta vibración es El Verbo. En el principio era El Verbo, El Verbo era Dios, y El Verbo estaba con Dios. Inmensa verdad que lo compendia y traduce todo.

Y es, que el principio mismo en Dios exclamó: “Hágase la luz” y esta se hizo manifiesta, como también, hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza y fue creado. Hubo un imperativo mandato a todo un ejército obediente y se manifestaron las formas visibles e invisibles, descomponiendo en forma objetiva, y simple, que nos informe de “Aquello”, que es pura abstracción. Entenderemos la importancia de la voz silente e íntima que se proyecta en nosotros. Comparando lo dicho de que el macrocosmos se representa como microcosmos en el ser, todas las manifestaciones en este nos repercuten obligatoriamente, estando en Aquello y nosotros el átomo simiente, o “Átomo Nous”, como chispas diferenciadas de su misma naturaleza y ser - Dios-.

Y en este sentido, el mandato de Dios como principio, el Verbo emanó como voz en el silencio, en el vacío, en el Cosmos y en nosotros. Hay que tener una actitud de quietud reverente para escuchar esa voz. Hay que organizar y disciplinar toda nuestra estructura anímica espiritual, adecuando los sentidos físicos y espirituales en perfecta alineación, unión y armonía, que, como sutil vibración, produzca un diálogo íntimo como sinfonía de amor con las notas propias de este, y con nuestro yo superior, quién nos hablará con su Verbo sin palabras, su vibración como sonido, y su mandato de cocrear en amor, en el corazón y la conciencia.

Nos habla en silencio del amor como principio y norma para una existencia con felicidad, nos da el conocimiento para realizar la verdad que nos hace libres, y la sabiduría para escoger lo real, divino, sobre del terrenal, identificándole como irrealidad o ilusión.

Nos pide que perdonemos, y a no distraernos en el sendero de la autorrealización, con pasiones engañosas y el egoísmo que enferma al alma; y retarda el encuentro con Dios.

Habla y nos consuela en las tribulaciones y cansancio, e invita, a que transitemos de su mano, señalando el camino expedito con Jesús sin obstáculos ni atajos y sin temores o amenazas. Que conquistemos el silencio, no el que te sustrae de palabras, sino aquel que da la armonía, que lleva a la paz y de esta a la realización con Yo Soy Espiritual.

En la intimidad de nuestro ser nos dice también con voz silente como susurro, que nos ama, que debemos comprender que el sufrimiento desaparecerá cuando se asimile el concepto de que todo es ilusión y mente, que su realidad es la verdad y que siendo todos Uno con ÉL somos la Realidad con su Principio y Ser.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Religión/Senderos

    Descubre