Listin Diario Logo
22 de abril 2018, actualizado a las 12:09 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC29ºC
Religión/Senderos sábado, 24 de febrero de 2018
0 Comentarios

SENDEROS

¿De dónde vengo y a dónde voy?

  • ¿De dónde vengo y a dónde voy?
Lesbia Gómez Suero
Santo Domingo

¿De dónde vengo, hacia dónde voy? Este cuestionamiento es la piedra fundamental o de primaria condición del principiante, que reta al misterio a que le dé contestación precisa a esta ecuménica abstracción.

Y se corresponde con esta otra: ¿Por qué estoy aquí, con qué y para qué propósitos? La realidad de esto es que es una condición personal, particular e individual de rebuscar en todos los anales históricos, que conduzcan al sendero iniciático o de conocimiento referente a la verdad, del porqué. Se infiere con mucha lógica que este universo tan bien estructurado con base a leyes, belleza, inteligencia y armonía no obedece a un capricho o accidente de un acaso fortuito e imprevisto de movimientos espontáneos, e in sitos. El universo con sus productos es un proyecto bien elaborado, y de muy buena terminación. Y todo ello para ser hábitat a las conciencias a completar el pensum de la escuela que es la vida, desenvuelta en mundos paralelos visibles y no visibles.

Mundos con ordenamientos previstos por la Economía Divina, como auxilio al desarrollo a la conciencia, y como ser. Es obvio que nadie en su principio pide venir a la existencia, por cuanto se hace un elegido, candidato o postulante para participar en esta magnificente obra-creación- con propósitos altruistas para sí y todos, grabados a llevar a cabo, y dar el impulso para concretar el magnum propósito del Creador.

Estar aquí es una responsabilidad que se le delega al ser de conocer el amor, desarrollarlo y darlo en servicio para los unos y los otros. Una mancomunidad de amor-servicios. Decía un maestro de la ciencia espiritual Hermes Trimegistos: “Como es abajo es arriba”. O sea que existe un mundo subjetivo etéreo de dimensiones sutiles, manifiesto y visible, en planos de grados concretos o cristalizados (mundo en que participamos hoy como entidades corpóreas) con ciclos de vidas recurrentes en planos densos de materia, y de descanso. Cabe inferirse que el plano a donde vamos ha de imaginarse un plano de gloria inverso a este plano material y de pruebas, tan poderoso y atractivo, que hace sucumbir los valores propios de alcanzar la bienaventuranza del plano, a los que en su proceso se preocupan de dar fe o testimonio, que lo que creamos como causa, irremisiblemente nos llevara a experimentar los efectos derivados a planos de experimentación, o al escenario propio para vivirlos, no importa la dimensión, siempre es propicio al adelanto, rectificación, y no con el demerito de castigo.

El propósito entonces es vivir dando calidad de vida a la vida, confraternizar en un ambiente regulado por el amor y el servicio, donde prime la paz, la justicia y el respeto como lema universal de fraternidad entre todos los productos de vida, para una óptima vida, y hacer al mundo correspondiente a los mismos, y cooperadores todos, para hacerlo habitable, y bien avenido, con tolerancia a la diversidad expresada en razas, color, clase y caracteres en las diferentes etnias, que conforman la humanidad donde nos hermanamos como parte de un todo.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Religión/Senderos

Descubre