Listin Diario Logo
21 de enero 2018, actualizado a las 12:02 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
Religión/Senderos sábado, 02 de diciembre de 2017
0 Comentarios

SENDEROS

Fe para cambiar el egoísmo

  • Fe para cambiar el egoísmo
Lesbia Gómez Suero
Santo Domingo

Es sabido lo fácil que es creer por creer, pero más complejo es creer en lo que no se cree o no se percibe con los sentidos. Parece un juego de palabras, mas no lo es. Cuando se penetra en la esencia, se concilia como poco o nada de fe y es que creer en “Aquello”, como una abstracción del Absoluto o de su indefinida concepción y existencia, conduce a eludir la investigación para evitar la aceptación que conlleva asumir responsabilidad. Y es que hay un manifiesto que expresa íntegramente la actitud del hombre respecto a esto: “Que a mayor conocimiento, mayor es la responsabilidad”, permitiendo acomodarse a esta condición, so pretexto de ignorancia. Haciendo como el avestruz que esconde su cabeza en la tierra, en el entendido que tiene protegido su enorme cuerpo.

Es por ello que el hombre debe comprender la necesidad de desarrollar la fe, pero una fe basada en resultados positivos, que aún no se entienda, manifieste el sustrato de su verdad íntima, alcanzable y realizable. Para esto deberá desenvolver una serie de interrogantes que lleva como sello en su consciente, principalmente: “De donde viene, y hacia dónde va”. Y es que aturdida por la profundidad de la pregunta prefiere aceptar que se parte de la nada y a la nada volverá. Como consecuencia de esto, obvia el resultado de sus actos, al no temer al juzgamiento moral de su conciencia en su final. Más aún, cuando también se pregunta la procedencia de Dios, considerando mejor negarlo, al no poder “comprenderlo”.

Por otro lado, se incrementa la imprudencia cuando se cree o se tiene por seguro por fe que un rito clerical, no importa su denominación, te ofrece un perdón o una absolución de los errores, cuando de por vida te has permitido violentar las leyes con odio, maldad y  criminalidad en los actos, que no sólo entraña muerte, sino también sacrificios, tortura y maltratos físicos y no físicos a indefensos animales y a los humanos. En síntesis, creer por dogmas, sin afianzar con el verdadero respeto lo que se cree no es fe.

La verdadera fe es ser consciente de que puedes alcanzar las metas de autorrealización, con la voluntad firme de separarse de los apegos y deseos.

Fe alcanzable y realizable es entender que tienes a mano las herramientas para cambiar el rumbo del destino, transformando el odio con amor y el egoísmo en servicios y con perdón; pues ha de comprenderse que se está sujeto a este, con la identificación y efectos dañinos de la personalidad y el egoísmo.

Es también que los resultados que te da una fe verdadera es creer que Dios permanece oculto en todos los corazones, pudiendo acceder a Él a través de una disciplina moral y de autorrealización, permitiendo compartir con tus hermanos el servicio con el conocimiento y dones que te da el espíritu, y la seguridad de que, transitando el sendero con Cristo, podrás realizar con permanente gozo a Dios.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Religión/Senderos

Descubre