Listin Diario Logo
24 de septiembre 2017, actualizado a las 12:13 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC33ºC
Religión/Senderos sábado, 19 de agosto de 2017
0 Comentarios

SENDEROS

El desafío de ser inmigrantes

  • El desafío de ser inmigrantes
Lesbia Gómez Suero

Haciendo un recorrido por el mundo y penetrando en los grandes problemas que oprimen a la sociedad y su conjunto, encontramos uno de los que más preocupa, los daños notables al medio ambiente y sus productos, causados por el hombre. Pero a este se suma otro de carácter social, y es el de los inmigrantes, no menos preocupante por el dolor y la desesperación que afectan a las personas en tierras extranjeras.

Al analizar los aspectos puntuales que puedan ayudar a entender y aceptar las posiciones de los países que justifican la expulsión de su suelo de todo aquel que no tenga regularizado su estatus legal, obligándolo a transitar con dolor y soledad el desierto que lo lleve a encontrar una nueva tierra, sin atajos y sin desprecio a su condición de migrante.

Uno de los principales conflictos que atrapa al hombre es la ignorancia de las leyes divinas, pudiendo con ello apropiarse de derechos que le son inherentes a toda la condición humana. Ha trazado fronteras delimitando territorios, queriendo abarcar in extenso el patrimonio del planeta Tierra y de su naturaleza. Ha de entenderse que absolutamente nadie es propietario de aquello que tiene como único dueño a Dios, quien facultó al hombre para transitar los cielos abiertos y tierras rasantes, pudiendo pernoctar en cualquier lugar, que legítimamente le garantice una óptima calidad de vida.

Se debe entender, por consiguiente, que sólo hay una etnia, marcada con un código ígneo de trascendencia espiritual, como células de la gran estructura prístina y divina del Cristo de Amor, que es el gobernante con el sello original de la cristiandad colectiva, para conducir los destinos del hombre, el cual se desorienta al creerse poseedor de lo que no le corresponde por ser patrimonio de todos, y sin excepción. Se entiende que hay opositores recalcitrantes que no aceptan enmiendas a los principios de sus códigos únicos de nación, que puedan favorecer al gran universo de inmigrantes, los cuales impotentes con sus reclamos no saben dónde dirigirse después de haber conformado núcleos de familias, o plataformas de trabajo digno al servicio del país que los acogió.

Es cierto que en éstos se mezclan otros valores o propósitos de individuos que incurren en vicios que aportan degrado a la sociedad, pero la gran masa se orienta a la búsqueda de mejores oportunidades de vida, cooperando de manera humilde y silente, desde sus estratos sociales, al progreso y desarrollo que exhiben esas naciones.

Todavía hay sociedades que persiguen con esto reivindicar su clase o etnia, como aquella de prevaleciente orgullo ario, que cuidaban como raza pura, no sabiendo que la pureza y excelsitud radica en el bagaje por la elevada estatura espiritual del hombre realizado, sin prejuicios, tolerancia y respeto.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Religión/Senderos

    Descubre