Listin Diario Logo
22 de octubre 2017, actualizado a las 08:17 p.m.
Mes del Cancer
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC33ºC
Religión/Senderos sábado, 02 de septiembre de 2017
0 Comentarios

DOS MINUTOS

Hacer lo que se tiene que hacer

Luis García Dubus
Santo Domingo

22∫. Domingo de Tiempo Ordinario
MATEO 16, 21-27

La amabilidad de Juan, el camarero que siempre nos atiende en un restaurante, era la de siempre. Me llamó la atención, sin embargo, que cuando le pregunté por su familia noté una expresión triste en su rostro.

“Tengo una hijita un poco mala”,-me contestó.

Luego de informarme de algunos detalles de la enfermedad de su hijita, Juan me pidió disculpas y siguió atendiendo clientes.

Lo estuve observando durante algún tiempo. Me llamó la atención la cordialidad y la diligencia con que lo hacía, a pesar de su problema.

Así que la próxima vez que vino a mi mesa le expresé mi admiración por lo bien que estaba realizando su labor a pesar de estar tan preocupado.

“Gracias”, - me contestó Juan con sencillez, -“es cierto lo que usted dice. Lo que yo quisiera es estar en el hospital con mi hija, pero este es mi trabajo, ¿sabe? y tengo que hacerlo lo mejor que pueda. Además, si yo hago lo que tengo que hacer, sé que el Señor me ayudará. Él debe estar allá con mi hija”.

¿No le ha pasado a usted lo mismo? Seguramente que sí. En muchísimas ocasiones habrá hecho usted algo porque comprendía que eso era lo que tenía que hacer, por responsabilidad y con amor.

El evangelio de hoy (Mateo 16,21-27) nos habla de la primera ocasión en que el Señor les explicó sus discípulos qué era lo que Él tenía que hacer para cumplir con el plan de Dios sobre Él.

Y aparece Pedro “metiendo la pata”, diciéndole que no, que no hiciera eso. Que no hiciera lo que tenía que hacer.

Pedro estaba pidiéndole que se diera por vencido, que se plegara, que renunciara a cumplir su misión, que se dejará dominar por su miedo.

La respuesta del Señor fue fortísima. Le llama Satanás, y lo manda a que se quite de su vista. “Tú eres un peligro para mí”, le dice, “porque tu idea no es la de Dios, sino la humana”.

Luego afirma que Él tiene que cargar con su cruz, y que quien quiera ser su discípulo tiene que hacer lo mismo.

LA PREGUNTA DE HOY ¿QUÉ SIGNIFICA “CARGAR SU CRUZ”?
Cada vez que usted tiene ganas de seguir durmiendo, y se levanta para ir a cumplir con su trabajo, está cargando con su cruz.

En un sentido más amplio, significa descubrir la misión que le ha encomendado Dios a usted en este momento y situación de su vida, y actuar de acuerdo con esa misión, aunque eso signifique alguna renuncia o sacrificio.

El Señor entregó su vida al autor de la Vida. Él hizo lo que tenía que hacer, y lo hizo a la perfección. Ya sabemos cuál fue su premio al tercer día.

La buena noticia de hoy es esta: que si usted y yo sabemos lo que tenemos que hacer, y lo hacemos con amor, estaremos también ofreciendo nuestra vida al autor de la vida, y nos espera la misma recompensa.

“Lo grande ante Dios no es hacer cosas extraordinarias, sino hacer extraordinariamente bien las cosas ordinarias”.

San Estanislao

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Religión/Senderos

    Descubre