Listin Diario Logo
19 de junio 2018, actualizado a las 06:21 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC29ºC
Puntos de vista viernes, 09 de febrero de 2018
0 Comentarios

PUNTO DE MIRA

Aspirantes sin salvavidas en PRM

  • Aspirantes sin salvavidas en PRM
Alfredo Freites
[email protected]

Los aspirantes a cargos electivos en el PRM tienen que saber el entorno al que se enfrentan para sacar adelante sus intenciones de autopromoción. Cada político actúa dentro de la realidad concreta o tiene que hacerlo para trazar la táctica correcta, de otra manera avanzan al precipicio. Lo que se viven en el principal partido de oposición es que la lucha de tendencias impregna todos los estamentos de ese colectivo.

Aunque hay voces importantes que se mantienen en silencio, la vieja guardia se resiente y los jóvenes guardan silencio ante su dura realidad de buscar un ala protectora, es decir, alinearse en uno de los dos grupos, o perecer. Los robles, esos dirigentes que tienen toda su vida en la política miran el reloj del desplazamiento porque les llego su cuarto de hora.

Importantes personalidades como el presidente del PRM, el secretario general Luis Bautista, Chú Vásquez y el aspirante a la presidencia del partido, Jesús Feris Iglesias, dan brazadas inútiles en el contaminado mar perremeísta. Ellos forman parte del nutrido grupo de dirigentes que compiten con méritos propios.

En el contexto actual de la lucha interna todos los aspirantes deben contar con el salvavidas que les pueden otorgar Hipólito Mejía o Luis Abinader, sobre todo cuando el postulante aspira a los altos cargos. Mientras más elevada la posición así es de difícil la competencia, aunque esté alineado.

En el principal partido de oposición se sabe que los logros tienen un mérito relativo. Los viejos robles están devaluados. Las glorias han empalidecido. El laurel de las batallas del pasado se ha secado y el polvo de las charreteras de estos generales provocan estornudos. En política no hay piedad. El canibalismo sube por los peldaños de la ambición individual y cada uno se busca lo suyo plegándose a los liderazgos mayores.

El doctor Feris Iglesias, por ejemplo, es alabado por sus méritos personales. Goza de fama y fortuna, pero carece de la bendición de los jefes de tendencias que ya tienen sus propias plataformas ocupadas con otras selecciones. El pediatra nada contra la corriente al sostener su candidatura sin un salvavidas que le garantice sobrevivir en esta competencia.

Feris Iglesias quiere retomar un esquema de partido opositor porque el ascenso del PRM se catapulta por la lid política, pero eso podría ser en otro momento. Los jefes del partido están llenando sus botes con adeptos y él no es pasajero.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre