UN MOMENTO

Enero, Duarte y la Altagracia

Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio

Enero es un mes que no puede separarse de la figura de Duarte ni de la Virgen de la Altagracia. En enero celebramos el natalicio de Duarte y enero es por tanto para nosotros un mes con esta fecha importantísima, y también enero es el mes de la Altagracia.

Esas dos figuras: Duarte y la Virgen de la Altagracia, son para nosotros claves en nuestra historia, porque ellos han tenido una presencia activa en la vida de la nación, muy interesante el poder constatarlo.

Desde fines de enero hasta febrero debe ser declarado Mes de la Patria. En esas fiestas patrias hay que integrar a la Virgen de la Altagracia, no solamente como una figura religiosa o una figura de nuestra cultura, sino por su activa presencia en las fiestas patrias, lo que nosotros hemos de tener en cuenta.

En enero, en este mes de enero, vamos a tener muy en cuenta a Duarte y a la Altagracia como figuras importantes, claves en la vida nacional. Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.