Listin Diario Logo
21 de enero 2018, actualizado a las 12:02 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
Puntos de vista miércoles, 03 de enero de 2018
0 Comentarios

OYE PAÍS

Optimista, pese a todo

Ruddy L. González

Al traspasar la medianoche del 31 de diciembre en nuestros barrios –pero también en muchas torres y lujosas mansiones- el olor a incienso se hace presente: la gente cree que ‘aleja’ los pesares, que ‘purifica’ y que abre las puertas al optimismo y la prosperidad al tiempo que deja atrás ‘todo lo malo’ ocurrido.

Esa es una de las tradiciones del país como los españoles, por ejemplo, comen 12 uvas justo antes del campanazo de las doce de la medianoche que indica el tránsito de un año a otro. Son las costumbres de los pueblos y, aunque ello no signe nuestro desempeño a lo largo de un año que comienza, no es menos cierto que en no pocos ‘cambia el pesimismo por optimismo’.

Terminamos el 2017 con una avalancha de drogas desde Sudamérica –más de tres mil kilos de cocaína incautados solo en el mes de diciembre-, 31 muertos en el desplazamiento de la gente hacia y desde el interior del país, principalmente, con motivo del feriado de Navidad, o sea, en dos fi nes de semana, y abrimos el 2018 con dos feminicidios, y el intento de otro con dos de sus victimarios muertos por suicidio, así como el escándalo de las libertades provisionales, de un fi n de semana que a favor de medio centenar de reclusos fueron otorgados por una jueza con motivo de las fi estas del año nuevo.

Los feminicidios fueron una verdadera plaga a lo largo del 2017 y como iniciamos el 2018 no parece que será fácilmente conjurado. La ofensiva del narcotráfi co, de uso de nuestro país como ‘puente’ ideal para el trasiego de cocaína desde sudamérica hacia los mercados de consumo de Estados Unidos y Europa, está en incremento antes que siendo frenado.

Concluimos un 2017 e iniciamos un 2018 con expectativas y algunos episodios que, si fuera pesimista o ‘cabaloso’, estaría deprimido, pero no, por el contrario, me siento altamente optimista.

Tenemos retos importantes para el 2018: sacar la ley de partidos y la reforma a la ley electoral, la recomposición del PRM, PRSC y el PLD, la decisión jurídica del escándalo Odebrecht, el tema de los apagones y, por ende, de la producción, distribución y tarifa de energía eléctrica con la conclusión de Punta Catalina, la consolidación del programa de reforma defi nitiva del sistema de educación nacional, así como el impulso al turismo y a la producción y exportaciones del país, apoyados en que este año ha sido designado ‘Año de las exportaciones”.

Por todo ello es que digo y pregono que soy optimista, pese a todos los malos augurios que pregonan los frustrados de siempre.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre