PUNTO DE MIRA

Xi Jinping traza el futuro chino

Alfredo Freites

La visita de Donald Trump a China llega luego que ese país hiciera el trazado de sus próximos cinco años. El presidente Xi Jinping fue reafirmado en el cargo con mayor solidez por sus logros al impulsar el país a nuevos niveles de crecimiento y mejorías en la calidad de vida. En su informe al XIX Congreso del Partido Comunista Chino el mandatario detalló políticas y metas haciendo énfasis en el “socialismo con peculiaridades chinas”. Ese detalle de tomar en cuenta las peculiaridades nacionales  parece ser la esencia del trabajo político de construcción de su país.  En una biografía Mao Tse Tung  afirmaba que la teoría política marxista no era estática y China hacía su aportes teóricos para  construir el socialismo a partir de una sociedad feudal y atrasada. Xi Jinping hace hincapié en el compromiso los fundadores de ese partido. Luchan por la revitalización de China. Jinping habló de la depuración, reorganización y  reorientación del PCCH exhortando a sus miembros a “compartir siempre con el pueblo el mismo aliento, el mismo destino y el mismo latir del corazón, considerar en todo momento su anhelo de una vida mejor como objetivo de nuestra lucha y seguir avanzando valerosamente hacia el magno objetivo de hacer realidad la gran revitalización de la nación china, con un espíritu que jamás afloja y la intrepidez de marchar siempre adelante”. Hay que estar atento a los pasos de China. Ese gigante asiático asciende con mayor fuerza en el escenario mundial y sus políticas impactarán necesariamente en la correlación de fuerzas de la política mundial. Ese gobierno centralizado le permite la obtención de las metas a largo plazo. La principal es lograr que la nación tenga “una sociedad modestamente acomodada”, uniendo a todas las etnias en esa dirección. En su informe  afirmó que  los pasados  cinco años, impulsaron “con una visión de conjunto la disposición general basada en un todo compuesto por cinco elementos óla construcción económica, la política, la cultural, la social y la de la civilización ecológica”.  Informó haber  implementado una nueva concepción del desarrollo,  que les  produjo  una mejora  de  calidad y rendimiento, con una velocidad de  crecimiento que los coloca a la vanguardia de los principales países del mundo. Xi Jinping aseguró haber fortalecido las relaciones con Macao y Hong Kong mientras que logró “haber frenado las fuerzas secesionistas que persiguen la ¥independencia¥ de Taiwán” y continúa la política de acercamiento.