Listin Diario Logo
21 de enero 2018, actualizado a las 03:56 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC30ºC
Puntos de vista jueves, 12 de abril de 2012
2 Comentarios

FUERA DE CAMARA

Roberto Salcedo: en la mira de los francotiradores

Cesar Medina
lobarnechea1@hotmail.com

Roberto Salcedo es un gran síndico. O alcalde, como le llaman ahora. Y aunque hay que esperar a ver cómo termina, diez años que lleva en el cargo deberían ser suficientes para evaluar una gestión que comenzó sin grandes expectativas por la experiencia negativa que habían dejado algunos de sus predecesores de similar origen, la televisión, el arte, la farándula...

Ha sintonizado con la gente más simple del pueblo. Ha hecho las pequeñas cosas que casi siempre escapan a la grandilocuencia de los políticos que llegan a la Sindicatura y se erigen en amos y señores de un poder que nadie les dio.

Se ha detenido en los espacios públicos. Ha recogido la basura. Ha hermoseado la ciudad.

Y eso es mucho para una capital que por tradición ha querido matar a su alcalde al año de elegirlo.

Claro, ahora se dice que Roberto tomó una ciudad pequeña, de 100 kilómetros cuadrados, después que fue destripada por Jack, como se conoce al autor de aquel engendro que dividió la capital en cuatro pedazos.

Olvidando que con aquella infame división el ayuntamiento del Distrito perdió también sus principales proventos, sus mayores fuentes de ingresos y hasta el poder político que le proporcionaba la enorme población capitaleña. Para bien o para mal, todo eso se fue a la porra.

Lo que ahora llaman “el gran Santo Domingo”-- que incluye el Distrito Nacional y la Provincia de Santo Domingo con sus cuatro municipios-- se desfiguró de tal forma que hasta a los capitaleños de pura cepa les costó un enorme esfuerzo llegar a comprender de dónde eran.

Y en esas condiciones tomó Roberto Salcedo esta ciudad en el 2002. Hecha pedazos hasta emocionalmente.

Ya no me cae bien.
Debo admitir que Roberto Salcedo ya no me cae bien. De hecho, hace años que no lo veo de cerca. Y la última vez que hablamos por teléfono fue en Madrid para decirle que no podía acompañarle en un acto que tenía con el entonces alcalde de la capital española, Alberto Ruiz Gallardón.

Es más, ya Roberto hasta me cae mal. Desde que dejó de ser “Finito” y abandonó la sonrisa inocente para cambiarla por ese rostro adusto que surcan unas líneas que lo avejentan 20 años. Ahora me cae mejor Robertico, aunque se la esté privando de papichulo de la televisión.

A Roberto Salcedo se lo tragó la política que tanto daño ha hecho a muchas figuras públicas que no se han resistido a los encantos de un poder mediático que siempre es transitorio aunque apabullante.

Pero es preciso admitir --para no pecar de injusto-- que Roberto ha hecho grandes cosas en el pedazo de la capital que le ha tocado administrar en estos 10 años.

Y ha habido para todos. Desde áreas para los niños hasta espacios públicos para el esparcimiento de los adultos.

Ha recuperado zonas arrabalizadas por décadas. Arborizado los parques e isletas de avenidas. Pintado cunetas de las calles. Organizado el transito y áreas de estacionamiento. Recuperó Güibia para entregarla bellísima a los capitaleños... Y ahora se lució en el Malecón.

Aunque no le haya gustado a Juany Uribe...

Finalmente ella es solo una. Contra 250 mil ciudadanos que gracias a él-- a Roberto-- pasaron una Semana Santa contentos y felices disfrutando en la ciudad lo que otros en Casa de Campo, en  playas, en ríos y en montañas.

Tirándole de los Molinos
Ahora la facción del PRD que está en la campaña-- con el nombre de Participación Ciudadana-- lo puso en su punto de mira.

Para ellos Roberto Salcedo usa los recursos del cabildo en la política partidaria a favor de la candidatura de Danilo Medina. Y le piden que se tome una licencia hasta que pasen las elecciones.

Pero no hacen lo mismo con más de 70 síndicos del PRD que están de lleno incorporados a la campaña de Hipólito Mejía. Y ni siquiera con los otros del PLD que también andan afanando en la campaña a favor de Danilo.

Porque Roberto es su objetivo. Claro, se trata de un manjar político al que hay que “sopetear” antes del 20 de mayo.

Y es que las encuestas están hablando claro de los posicionamientos de los partidos y de los candidatos. Y marcan una enorme diferencia en la preferencia electoral en la capital dominicana.

Ese avance hay que detenerlo. Y la estrategia pepehachista entiende que eso se logra sacando a Roberto Salcedo del juego.

Ignorando que el juego habló desde que Hipólito Mejía decidió sacar de su linep-up a Miguel Vargas.

Y los capitaleños empezaron a decirle: ¡fuíquiti...fuíquiti!

COMENTARIOS 2

Comentó: Mirando
De:República Dominicana
Casi nunca coincido con usted, pero ese es mi derecho pero en la ocasión tengo que darle la razón, nuestra ciudad esta hermosa y Sr. Salcedo ha enseñado a todos los sindicos ha serlo de verdad, Roberto continua que el pueblo te esta agradecido. Ciudad preciosa



12 abr 2012 08:56 p.m.
Reportar como inapropiado
Comentó: enriquemelo
De:Estados Unidos
esta si es una bocina dura, hasta diplomatico, cuantos se rebajan estos periodistas dizque serios.a serio lo encontraron en el monte c...



12 abr 2012 08:13 p.m.
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre