Listin Diario Logo
19 de noviembre 2017, actualizado a las 05:25 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual20ºC28ºC
LD- Lecturas de Domingo domingo, 13 de julio de 2008
0 Comentarios

CULTURA

Humor para combatir errores: el libro de Xiomarita

La primera Directora Nacional de Folklore puso a circular el libro “Gazapos con humor” en la sede de la Academia Dominicana de la Lengua. De manera jocosa, el libro invita a reflexionar sobre yerros ortográficos y gramaticales publicados en los diarios locales

  • Humor para combatir errores: el libro de Xiomarita
    Bruno Rosario Candelier considera que, aunque el libro no es una obra de gramática, podría usarse de manera didáctica.
Yaniris López

SANTO DOMINGO.- Cuando esta página caiga en sus manos es probable que, si tiene un bolígrafo a mano, Xiomarita Pérez comience a buscarle gazapos al escrito. Lo viene haciendo desde que aprendió a leer, a partir del segundo grado de primaria, motivada por la crianza de un padre que, aunque nunca fue a la escuela, daba por sentado los conocimientos gramaticales de la hija que le copiaba sus cartas.

Desde entonces Xiomarita comenzó examinar todo lo que pasaba por sus manos, al punto de que en el colegio la llamaban “Diccionario”, ya se imaginarán por qué.

El extremo de la obsesión llegó cuando mandó a volar a un enamorado sólo porque el pobrecito le escribió, en una tarjeta de Navidad, “con los mejores deceos”, así con c. Y ella, como una anécdota juvenil, recuerda que efectivamente “jamás lo deseé”, con s.

En 1994, en uno de esos momentos que ella llama “especiales” de su vida, la hoy profesora de baile y Directora Nacional de Folklore le dio por detectar los errores publicados en los periódicos locales y sacarle a cada uno la parte humorística que guardan todas las cosas.

Los escribió hasta 1995, así como si nada, por pura entretención, sin pensar que iba a parir un libro. Al completar un número considerable, enseñó el resultado a varias personas (algunas le hicieron observaciones), y cuando los dolores de parto se hicieron insoportables nació “Gazapos con humor” o, más bien, nacieron 103 gazapos con humor, uno por página. Y no todos los gazapos fueron escritos por periodistas. La autora también incluye frases aparecidas en anuncios y esquelas o dichas por entrevistados.

Lo más atractivo es, sin duda, la presentación, porque quien se encarga de hacer las críticas y correcciones no es una persona, sino un conejo. ¿Por qué este animal? En todo el proceso, Xiomarita recuerda que un problema fue la ilustración del personaje que analizara los gazapos. “Quería un muñequito pero que tuviera movimiento”, dice. Como además de error la palabra gazapo tiene otra acepción: cría de conejo (o conejo tierno), se le ocurrió que este animal iba muy bien con el contenido.

La ilustradora Sughey Abreu captó la idea de Xiomarita y ahí anda el gazapo por todo el libro, criticando y señalando otros gazapos: ora convertido en vedette, ora un viejito, ora mirándose en el espejo... A veces alegre y burlón, otras con cara de resignado.

El libro es como ella: folklórico, divertido, fresco. El director de la Academia Dominicana de la Lengua, Bruno Rosario Candelier, dice que el valor de un texto como el de Xiomarita cobra importancia por la inquietud que siembra respecto al lenguaje y por la conciencia que expande respecto a la corrección ortográfica y gramatical.

El lío es que Xiomarita fue por un tiempo correctora gramatical y de estilo de dos periódicos locales (ja). Como siempre habrá quien piense que no es justo que ahora quiera desvelar situaciones que no siempre son bien recibidas por los medios, LD le da la oportunidad de que aclare cualquier duda con respecto al libro:

¿Quiénes son los culpables de los gazapos que aparecen en los periódicos?
No hay culpables. Pero sí responsables. Yo como correctora de un periódico puedo cometer un error. Es una cadena. Es un proceso en el que la noticia pasa por diferentes personas antes de publicarse, por lo que todos son responsables. No se puede hablar de culpa, sino de responsabilidad. Todos podemos cometer errores. Nadie es infalible.

¿Cuá fue el error más dramático que encontraste?
Déjame pensar. Tiene que ver con la sintaxis. Hay muchas personas que le dan paso en un periódico para que escriba una columna, por ejemplo, sin tener conocimientos de la gramática.

De canciones infantiles como “Brinca la tablita” a gramática pura, ¿cómo sabes que las correcciones hechas fueron las apropiadas?
Yo las determiné pero, naturalmente, como somos humanos, hay personas cercanas a mí que lo vieron. Si los buscas bien, pueden aparecer más de un error en algunos de los textos que seleccioné. Seleccioné los que más me impactaron.

¿Por qué publicar los nombres de los periódicos y no los nombres de los periodistas?
No me pareció ético. Incluso algunos textos no tienen fecha porque el objetivo no era hacer maldad. No me interesa que sea más científico si les pongo las fechas, quiero que la gente se vuelva crítica. El director de un periódico que vio sólo los gazapos me dijo “esto es chulísimo, pero tendría más gracia si incluyes el nombre del periódico”. Sólo un periódico no aparece en el libro porque en ese periodo no encontré errores. Y yo loca de que aparecieran, para que también figureara.

Las personas que se la pasan buscando errores en todo lo que leen suelen caer mal...
¿Pero tú puedes creer que si yo hago una nota se la doy a alguien para que la lea? Si a una persona que corrige y está en eso todo el tiempo le dices hazme un reportaje le puede costar hacerlo, porque se ha especializado en buscar errores, no en escribir. Yo lo hago con mucha delicadeza, se trata de aprender. Mira, después de hecho el libro, ya casi en la imprenta, mi hija de 14 años notó un error en la introducción.

¿Eres el conejo, verdad?
Sí. En una se vuelve loco. Siempre está en movimiento. En una es un viejo, en otra una quinceañera.

¿Eres tan quisquillosa en todo lo demás?
Soy exigente, informal para unas cosas y muy formal para otras. Si vas a casa tengo un edredón bello en la cama y si quieres acostarte  sobre él a mí no me importa. Hay que disfrutar la vida y lo que tienes, vivir la realidad. ¿Te quieres sentar en el piso habiendo muebles, siéntate, si te sientes mejor en el piso siéntate. No tengo esa presión con las cosas. Le saco provecho a los momentos negativos de mi vida, sean económicos o emocionales.Nado. No les llamo fracasos. Todas las cosas de mi vida han surgido así.

SOBRE LA AUTORA Y EL LIBRO
Nacida en Puerto Plata, Xiomarita Pérez es la directora fundadora de la Escuela Dominicana de Ritmos Folklóricos y Populares (EDORITMOS) y coordinadora ejecutiva de la Comisión Nacional de Carnaval. Miembro por 27 años del Ballet Folklórico Nacional, ha publicado “Brinca la tablita... canciones y juegos tradicionales dominicanos” (2004) y “Manual e importancia del baile” (2007).

Sus artículos y trabajos especiales han aparecido en los diarios más importantes del país y es prologuista del libro “Reseña histórica del folklore dominicano”, de Edna Garrido de Boggs. “Gazapos con humor” cuesta 250 pesos en Librería La Trinitaria, Thesaurus y Librería Cuesta.

La autora aprovechará la parte didáctica del libro para dar talleres en las escuelas, “una especie de dinámica para que los estudiantes aprendan encontrando otros errores”.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en LD- Lecturas de Domingo

    Descubre