Listin Diario Logo
18 de junio 2018, actualizado a las 01:20 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC33ºC
La República viernes, 15 de junio de 2018
0 Comentarios

Anciano vive de lo que halla por las calles

  • Anciano vive de lo que halla por las calles

    Enfermo. Ambrosio dijo que quiere que le operen los testículos para que le quiten la hernia que tanto le duele y le molesta.

  • Anciano vive de lo que halla por las calles
Adriana Peguero
San Cristóbal

Vive en cualquier lugar donde le agarre la noche y para mantenerse, diariamente sale a las calles con su triciclo a recoger botellas para venderlas.

Así son los días de Ambrosio Fermín, un señor de 81 años de edad y padre de tres hijos, quien dijo que su mayor regalo es tener donde acomodarse con dignidad.

Sus fuerzas se resisten a empujar el triciclo, pero la mayor dificultad es la enorme hernia que agrandó sus testículos hasta las rodillas.

Hace un par de semanas se alojó en una obra en construcción del residencial José Francisco Peña Gómez Primero de esta provincia, donde tiene el suelo como cama, su almohada son trapos sucios y come con sus dedos.

Cuando el equipo de reporteros llegó a su espacio, los invitó a sentarse, pero luego dijo, “verdad que aquí no hay sillas, pero siéntese aquí, en esta cajita de madera”.

Contó que ayer comió arroz blanco con auyama que él mismo preparó en un fogón, pero para no pasar hambre, guardó un poco para la cena.

“Hoy yo no tenía un solo peso arriba y cogí una libra de arroz fiado en el colmado. Ya debo 60 pesos en un colmado, 100 en otro y a una señora le cogí 50. Eso es mucha deuda para mí”, dijo Fermín.

Es nativo de la comunidad Carvajal, de El Pomiel. De cinco hermanos, solo queda él, pero hace más de un año que no tiene noticia de sus hijos, porque no tiene comunicación con ellos.

En su patio hay un tubo de alcantarilla que Ambrosio utiliza como armario, y para tratar de conseguir más dinero, recoge pedazos de madera que sobran de las tarimas y construye mesitas que vende a RD$300.

“Fui advertido de que debo irme a otro espacio, porque van empañetar esta casa. Bueno, así paso el tiempo, mudándome”, dijo Fermín.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre