Control migratorio

Despliegan en la frontera sur a 300 militares

  • La seguridad. Los militares fueron enviados ayer a los diferentes puntos de la frontera sur para reforzar la vigilancia.

Benny Rodríguez
Jimaní

Al dejar instalados 300 nuevos soldados asignados a esta comunidad fronteriza para el reforzamiento del control migratorio, el ministro de Defensa, teniente general Rubén Darío Paulino Sem, afirmó que la vigilancia y seguridad de esa zona es responsabilidad del Ejército de la República Dominicana (ERD) y del Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront).

Paulino Sem, al responder preguntas de los periodistas al término de un breve acto para dejar instalados a los militares, dijo que las acciones se llevan a cabo en coordinación con otros organismos del Estado.

Señaló que independientemente de la responsabilidad de las dos mencionadas unidades operativas, en el caso del ERD y el Cesfront con la responsabilidad de la seguridad y vigilancia de toda la línea fronteriza, se llevan a cabo operativos con otras agencias que tienen que ver con el tema fronterizo.

Manifestó que hay coordinaciones con los ministerio de Relaciones Exteriores, Medio Ambiente y de Agricultura, específicamente con los departamentos de Sanidad Vegetal y Animal, Comisión Mixta Bilateral y la Policía Nacional.

Paulino Sem expresó que no se trata de un “gran” operativo, sino de un “reforzamiento” de toda la franja fronteriza, atendiendo a un mandato del presidente Danilo Medina, en su discurso de rendición de cuentas al país el pasado 27 de febrero.

El ministro de Defensa dijo que la Quinta Brigada, con sede en Barahona, recibió 300 hombres para el reforzamiento de Jimaní, a quien pertenece esta zona militar, mientras que la Armada y el Ejécito tienen otros 100 efectivos en Pedernales.

Centinelas con autoridad
El jefe militar, al dirigirse a los soldados, oficiales e invitados especiales, dijo que se trata de un día normal para los hombres y mujeres de armas, quienes tienen la responsabilidad de proteger, resguardar y vigilar toda la zona limítrofe con el vecino Haití.

“Ustedes están investidos de la máxima autoridad en cada uno de los puestos de centinela que se desarrollarán en toda la línea fronteriza, desde Pepillo Salcedo hasta Pedernales. Tienen la responsabilidad de la custodia de todos y cada uno de los bordes fronterizos, desde el número uno hasta el 315”, arengó a los soldados Paulino Sem.

Los exhortó a cumplir con el deber, respetar y hacerse respetar con cada uno de los ciudadanos que detengan, sobre todo, las autoridades locales para que ofrezcan todo el apoyo a los soldados en esta importante labor.

Los soldados cuentan con vehículos de asalto, armas, ambulancias, motocicletas y otro apoyo logístico para el resguardo y reforzamiento de toda la franja fronteriza, como dispuso el presidente Medina para evitar la entrada de haitianos ilegales, el contrabando y actos ilícitos.