Listin Diario Logo
20 de mayo 2018, actualizado a las 08:45 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual21ºC26ºC
Entretenimiento viernes, 18 de mayo de 2018
0 Comentarios

TEO VERAS

El caballero de los breteles y la pasión

La cabina fue su lugar predilecto y el micrófono su instrumento mágico para transmitir informaciones de interés colectivo con su característica voz bien entonada y que fue distintiva en el país.

  • El caballero de los breteles y la pasión

    Gente. Teo Veras junto a su esposa Betsabé Estepan y sus hijos, tomada en julio del 2017.

Ramón Almánzar
Santo Domingo

Los breteles sobre su camisa identificaron a este caballero. Y en su rostro siempre había una sonrisa, contagiosa y celestial, con la que se despidió la madrugada del jueves tras 67 años de vida entregado, en al menos 50 de ellos, a su gran pasión: la radio.

“Era una persona tan sencilla, tan humilde, parecía inalcanzable de momento, fue mi caso, pero Teo Veras fue la persona más asequible que uno pudiera conocer”, recordó ayer uno de sus alumnos, Carlos José Rosario, al ofrecer su testimonio en el programa “El sol de la mañana” (Zol FM).

Con esa sencillez ante la vida y una capacidad nata para las comunicaciones, Teo Veras se convirtió en el padre de la radio moderna en República Dominicana, título que ganó a partir de 1969 cuando incursionó en ese medio, que se convirtió en su pasión de vida hasta la hora de su muerte, alrededor de la 1:00 de la madrugada del jueves.

La cabina fue su lugar predilecto y el micrófono su instrumento mágico para transmitir informaciones de interés colectivo con su característica voz bien entonada y que fue distintiva, marcando a emisoras como Radio Universal, Radio Central, Raíces FM o La 91 FM.

A Teo Veras se le considera el padre de la frecuencia modulada en el país, banda que a raíz de sus acciones junto al ingeniero Andrés De Backer cambió la forma de la ciudadanía escuchar música, y que luego pasó a ser centro de informaciones y debates noticiosos de la realidad socioeconómica y política en el país.

A partir de los años 70 la frecuencia modulada fue tomando el control de las ondas hertzianas y la gente fue prefiriéndola para escuchar música hasta terminar desplazando a la amplitud modulada de su primacía.

Ya en la frecuencia modulada, a partir de 1985 Teo Veras también fue el propulsor de la radio hablada cuando creó su programa matutino por la FM.

“Eso cambió el panorama, y los mismos programas de radio de amplitud modulada se fueron descuidando, las emisoras de AM comenzaron a tener deficiencias de sonido y, por supuesto, la gente se cambió a la FM”, recordaba él en una de las entrevistas.

Su legado familiar lo dejó en cuatro hijos, tres de ellos criados con su esposa Betsabé Estepan: Ligia, abogada, de 25 años; Rosalía, de 23, y Plinio, de 20. La primera se llama Purissa.

Sin embargo, un legado más amplio lo heredarán decenas de profesionales del micrófono que fueron guiados por él y que lo consideran como un padre en la radio.

Teo Veras nació el 1 de agosto en Santo Domingo, aunque sus padres eran cibaeños. Teófilo Veras y Patria López de Veras, quienes procrearon otras dos hijas.

Su progenitor era militar en la época de la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, quien acostumbraba a mover a los miembros de su ejército de una ciudad a otra.

La niñez y adolescencia de Teo Veras fue de pueblo en pueblo, que no le permitió construir grandes amistades, aunque eso cambiaría, sobre todo a partir de que tras la muerte de Trujillo en 1961 se quedaron de manera definitiva en la capital.

A principios de los años 60 se enamoró de la radio cuando de camino al colegio en las mañanas y al salir en las tardes se iba a las emisoras de radio donde laboraba el locutor Pedro María Santana.

“Durante el bachillerato me convertí en el mamboy de Pedro María Santana cuando era adolescente”, recordaba en una de sus entrevistas en televisión.

(+)
UN MAESTRO AUTODIDACTA
ESTUDIOS.
Teo Veras fue un autodidacta de la comunicación social, pero sus aportes, investigaciones, publicaciones de libros y enseñanzas le facultaron para un título universal de maestro con una especialidad en radio.

PRIMERA VEZ. Su primer recuerdo de una emisora fue cuando visitó a principios de los años 60 en Santiago, donde iba de vacaciones, y ahí lo llevaron a una estación de radio. Quizás ahí comenzó el amor por el oficio que le dio renombre internacional. Quizás ese día no se imaginó que sería un agente revolucionario de la radiodifusión en el país.

AÑOS. Entre los años significativos figuran el 1969, cuando Pedro María Santana lo dejó al frente de su programa. Entró a un programa de HIN con Pedro Pablo Bonilla hijo hasta 1978. A partir de ese año dirigió a Radio Universal, donde desarrolló la frecuencia modulada, que se convirtió en la nueva banda de la música popular. De Universal pasó a Radio Central y el proyecto radial Cadena de Noticias.

En 1985 con un hermano de Pedro Pablo, José Bonilla, inició la emisora La 91 y su espacio estelar “El matutino de Teo Veras”. Fue raíz y motor junto a don León Asencio de la emisora Raíces.

HONRAS. El cuerpo de Teo Veras, que falleció ayer, será cremado tras ser honrado anoche en la Funeraria Blandino.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre