Listin Diario Logo
20 de mayo 2018, actualizado a las 08:45 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual21ºC26ºC
Entretenimiento miércoles, 16 de mayo de 2018
0 Comentarios

Un punto de vista

“Godspell”, el Jesús vivo desde el mismo escenario

Continúa este fin de semana en el Studio Theater de Acrópolis Center el musical "Godspell", bajo la producción de Joyce Roy y José Rafael Reye, en una versión totalmente renovada.

  • “Godspell”, el Jesús vivo desde el mismo escenario

    Musical. Una producción hecha por un talento 100 % dominicano, donde el director ha planteado una puesta en escena actual y de época.

Carlos Rojas
Santo Domingo

El teatro musical es hijo de dos pulsiones. Por un lado, el teatro siempre es pasado, efímeramente es algo que ha transcurrido frente a un público y escenario que lo presenció. Pero por el otro lado, en el caso del teatro musical, desde que la marcha hacia el oeste terminó en una urbe desconocida llamada Broadway, el teatro musical fue una búsqueda de los límites de la imaginación de la época. Por su parte, Godspell Revival, es basado en el Evangelio de Mateo, y es uno de los cuatro Evangelios del Nuevo Testamento, con música y letra de Stephen Schwartz.

El pasado domingo vimos llenarse el Studio Theater a sala llena, devotamente, acudieron a su encuentro para asistir a una singular y musical velada. La cita fue protagonizada por Javier Grullón, bajo la dirección de Joyce Roy, entre otros integrantes del elenco más la colaboración especial de Junior Lomba que, con las melodías, levantó varias veces de sus asientos al público.

Provistos de buenas voces y de su arte, interpretaron una cuidada selección de temas, como Dones, género de enorme arraigo en la memoria musical de Santo Domingo.

Pero desde su tibio arranque poco iluminado, con los jóvenes en el fondo del escenario y el encuentro festivo de estos personajes en una terraza de un edificio, el clima opresivo domina la escena; ellos hablan de temas actuales y culpan de la inseguridad que les inquieta a los que desconocen el aliento o la voz de Dios.

La tensión crece, realzada por la música en vivo dirigida por Lomba, que juega con los angustiosos contrastes de una orquesta bien ensamblada que suena tan hiriente en un juego de escenas y diálogos que se solapan, alimentando una trama llena de parábolas que estallan en un desenlace final que, por cierto, todos ya conocemos: como la resurrección del Mesías. 

El Jesús de Javier Grullón tiene cuerpo vocal y homogeneidad, y así lo comunicó en la canción clave Bella ciudad. ¡Qué buenos son los secundarios: Karla Fatule, Mavel Paulino, Natacha Hernández, Alejandro Espino, Claudia González, Vladimir Rodríguez y Jared Gómez! Y, por último, mención especial para la talentosa Laura Guzmán, con excelentes registros de actriz a los que suma su segura vocalidad en sus futuros trabajos.

Afortunadamente, aquellos que no estén familiarizados con el trabajo musical podrán experimentarlo primero en una producción hecha por un talento 100 % dominicano, donde el director ha planteado una puesta en escena actual y de época, lo que ha proporcionado un montaje equilibrado, uno de los más atinados que hemos visto en el teatro musical en los últimos días. 

(+)

EL REPARTO

El equipo formado en la producción general por José Rafael Reyes, en la escenografía TrackE por Angela Bernal, en las coreografías de Valentina Grillo, en la dirección vocal de Paola González, en el vestuario de Miguel Ángel Rodríguez y en las relaciones públicas de Samir Saba que han comprendido que Godspell Revival…es un musical clave del imaginario teatral dominicano, y así lo han tratado: excelente reparto, teatralidad como protagonista y una visualidad acorde con el drama espiritual que retrata.

La dirección musical, se muestra decisiva de la mano de Junior Lomba, mientras que la dirección de Joyce Roy se reivindica. 

Desde mi punto de vista: quizá sobra, o debería ser más corto, el epílogo final, se nos hace largo el revival (que tiende a revalorizar modas o estilos del pasado), con tintes de previsible enseñanza: lo que nos cuenta Joyce pone el foco en los peligros de una sociedad perturbada por una transformación que derriba los modelos que pensábamos que funcionarían siempre, pero que amenazan una ruina espiritual si no aprendemos a tener una relación más íntima con Dios en estos tiempos tan violentos y sin valores morales. 

Moraleja acompañada por la precipitación que mitiga el dolor y deja escapar una que otra lágrima del público presente mientras viene ese fundido final. Gran función, gran éxito y muchas bendiciones para todos.

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre