Listin Diario Logo
20 de junio 2018, actualizado a las 08:58 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC29ºC
Entretenimiento jueves, 01 de febrero de 2018
0 Comentarios

DESDE LA ÚLTIMA BUTACA

The net

  • The net
Luis Beiro
[email protected]

El maestro Kim Ki-duk retoma en este filme uno de los temas más recurrentes en su extenso catálogo autoral: las dos Corea, es decir, la realidad política de su país.

En este filme no lo hace con la altura formal a la que acostumbra (a pesar del escaso presupuesto con el que suele trabajar). Es directo. No se apoya en la poesía de “Primavera verano, otoño, invierno y otra vez primavera”, sino que, tanto su puesta en escena como su fotografía, apuntan a espacios cerrados, meticulosamente bien preparados, a imágenes en `primer plano, a rostros transfigurados, a diálogos fuertes, hirientes, a veces reiterativos, porque su intención va mucho más allá de una simple propuesta cultural.

Su propuesta visual a veces no coincide con la intensidad de los diálogos. Los personajes políticos son demasiado eclécticos, por no decir rígidos; todos tienen aires previsibles, no hay cambios de coloración, ni rasgos que al mismo tiempo los humanicen y satanicen dentro del contexto donde se desarrollan. Esto, en el cine de Kim Ki-duk no es de extrañar. Él predispone al crítico que va en busca de una historia de matices, porque en resumidas cuentas, le canta al lado oscuro de la vida.

Siempre el cine político sacrifica la estética por la etica. Las primeras cintas de Constantino Costa Gavras, son ejemplo. Aquí no se pretende comparar al maestro coreano con el controversial director franco-griego. Sus épocas, discursos y maneras de ver el cine no son confluyentes.

“The net” es un documento de denuncia, un audiovisual demasiado politizado, con un final abierto, desesperanzador, mimético, donde el espectador quedará atrapado y no podrá deducir por sí mismo un simple desenlace (ni real, ni imaginario) porque el director prefiere especular, y que cada quien interprete lo que quiera. Lo que le sucede al pescador norcoreano en esta historia le puede ocurrir a cualquier persona que de manera accidental cruce la frontera de un país enemigo del suyo, y pretenda regresar sano y salvo a la región donde vive. La viceversa es peor porque, de Corea del Norte, nadie que desoiga las órdenes de la dictadura, sale con vida.

Ficha técnica.
País: Corea del Sur. Año: 2016. Duración: 90 minutos. Dirección y guion: Kim Ki-duk. Reparto: Ryoo Seung-bum, Lee Won-gun, Kim Young-min, Choi Guy-hwa. Sinopsis: El motor de una rudimentaria yola se daña en medio de la zona limítrofe entre las dos coreas. La yola, a la deriva, se adentra en territorio surcoreano. El pescador-tripulante es hecho prisionero y, después de un proceso de entrevistas y presiones psicológicas, es devuelto a su país. En el Norte, lo reciben en apariencia como héroe, pero las torturas y golpizas recibidas por el régimen de Pyongyang, no solo son peores, sino que pondrán en peligro su propia vida.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre