Listin Diario Logo
20 de septiembre 2017, actualizado a las 01:07 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC33ºC
El Norte viernes, 15 de septiembre de 2017
0 Comentarios

Exposición

Arte a puño y del lente: “Gárgolas y Quimeras”

  • Arte a puño y del lente: “Gárgolas y Quimeras”

    Dirección Regional Norte de Cultura entrega un reconocimiento a la viuda e hijo del artista Aquiles Azar, como un homenaje póstumo a su fructífera labor artística.

Juana Cabrera
juana.cabrera@listindiario.com
Santiago

Con la finalidad de brindar al público dominicano la oportunidad de alimentarse y conocer elementos artísticos, traídos de otro país, se presentó en el Palacio Consistorial la exposición de dibujos y fotografías: “Gárgolas y Quimeras, de la Catedral de Notre Dame, de París”, de los artistas dominicanos, Aquiles Azar y Tony Fondeur.

El momento fue aprovechado para hacer un homenaje póstumo al artista Aquiles Azar, entregando un reconocimiento a familiares del mismo, por parte de Máximo Vega, en representación de la Dirección Regional Norte de Cultura.

“Son joyas dentro de la joya que es la Catedral”, expresó Fondeur, quien explicó el objetivo de esta exposición, donde se muestran figuras que él llama, “de espanto”, pero que producen cierto ‘encanto’.

Explicó que todas las fotografías que se están mostrando en esa sala, fueron tomadas en un solo día; en tanto que los dibujos se realizaron en varios días y fueron solicitados por el artista para lograr inspirarse en obras de esa naturaleza.

Las gárgolas parisinas le causaron impacto a Fondeur, casi como si se tratara de una nueva especie. Por esa razón, las capturó con su lente, y las mostró en blanco y negro, para que los amantes del arte puedan disfrutar de ellas.

Dibujos y fotografías
“Son figuras de espanto, pero producen encanto”, dijo Tony Fondeur. Las quimeras, así como las gárgolas de la Catedral de Notre Dame, de París, son esculturas de semblantes igualmente mounstruosos, pero con una función puramente decorativa, instaladas por el el arquitecto Violletle- Duc, cuando se restauró la catedral en el siglo XIX.

Tienen en común, además de su impresionante aspecto malévolo, un mismo significado simbólico que se deriva de la creencia popular de que estas esculturas existen para proteger el templo y ahuyentar los malos espíritus.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en El Norte

    Descubre