SÍMBOLO DE LA TEMPORADA NAVIDEÑA

Se lo llevó el viento

Un ventarrón que sorprendió en la madrugada del pasado viernes a la ciudad brasileña de Río de Janeiro partió en dos la estructura metálica en construcción del que será el mayor árbol flotante de Navidad del mundo. El accidente se produjo exactamente una semana antes de la inauguración del llamado Árbol de Navidad de la Lagoa, una estructura flotante de cerca de 85 metros de altura, equivalente a un edificio de 28 pisos, que todos los años es montada en la laguna Rodrigo de Freitas, en la zona sur de Río de Janeiro. El encendido de este árbol marca cada año el inicio de las fiestas navideñas en la ciudad más importante de Brasil, por lo que se espera con mucha alegría y actividades especiales.