Listin Diario Logo
18 de agosto 2018, actualizado a las 12:54 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC28ºC
El Deporte jueves, 12 de julio de 2018
0 Comentarios

TRIBUNA ABIERTA

Recordando a un amigo

Dr. Luis A. Scheker Ortiz

Conocí íntimamente a Ramón Antonio Jerez Díaz y el a mí, particularmente, luego de ser juramentado como Sub-secretario administrativo en la Secretaria del Estado de Deportes, Educación Física y Recreación (SEDEFIR), a lo que me había negado si antes no era recibido en su despacho por el Presidente de la República, Dr. Salvador Jorge Blanco.

Así se lo hice saber con insistencia al Secretario Administrativo de la Presidencia Lic. Rafael Flores Estrella, consumiendo no poco esfuerzo hasta convencerlo y finalmente ser recibido y escuchado por el Presidente quien bolígrafo en manos visiblemente airado me restregó como saludo que “él era el Presidente de la República y que no tenía que consultar a nadie para nombrar o destituir a un funcionario de su gobierno, conforme con la Constitución de la República.

Me permití señalarle al Señor Presidente que igual que él yo conocía la Constitución y sus atribuciones, pero que personalmente no me consideraba un funcionario subalterno, sino un amigo a quien él le había pedido aceptar una función en su gobierno y gustoso había complacido a nombre de nuestra vieja amistad al tiempo de refrescarle un episodio cuando al despedirle en el aeropuerto me llamara aparte para preguntarme si había leído un artículo escrito por Ramón Jerez, director del periódico El Nacional y al confesarle que no me advirtió: “Léetelo, pero no le conteste”, mostrando su desagrado.

Luego de escucharme me dijo: “Luis, yo pude nombrarlo Secretario de Estado, pero lo nombre Sub Secretario, bajo tu dependencia.

Ve y juraméntalo.

Tú tienes muchos frentes abiertos de parte de la prensa deportiva. Cuando te conozca mejor cambiará de opinión. Trátalo bien”, me aconsejó innecesariamente.

Y así fue. Una vez juramentado me senté con él y le fui presentando todo el personal de apoyo cercano a mi despacho del que me sentía muy complacido y satisfecho no tardando Ramón en valorar el ambiente y el clima de confraternidad, colaboración y entusiasmo reinante en todos los niveles de servicio de la Secretaria, llegando a ser en poco tiempo uno de mis mejores funcionarios y fiel amigo gozando de mi confianza plena con libertad para indagar, rebuscar e informar directamente a mi persona de cualquier irregularidad que observara incluyendo mi propio despacho.

Comisionado para que supervisara los Juegos Nacionales montados en la provincia de Moca y en los Juegos Centroamericanos Santiago 86, pronto pudo descubrir cómo se bate el cobre.

Conservo de él una emotiva carta de despedida entregada cuando cumplida nuestra misión que sellaba nuestra amistad, al igual que a todo ese personal maravilloso con quien compartí aquellos momentos inolvidables le di las gracias y renové los lazos de amistad y gratitud a todos esos compañeros y compañeras que ganaron mi respeto y cariño con su honestidad y eficiente trabajo, enalteciendo la función pública y su nombre no siendo la SEDEFIR nunca jamás cuestionada por mal manejo administrativo o actos de corrupción.

Descansa en paz amigo del alma.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre