Henrikh Mkhitaryan anotó su primer gol con Arsenal y el club inglés reaccionó tras una seguidilla de cuatro derrotas al ganarle de visita 2-0 al Milan en el partido de ida por los octavos de final de la Liga Europa el jueves.

La gran sorpresa de la jornada se dio en Alemania, donde un doblete de Valon Berisha le dio Salzburgo la victoria 2-1 en la cancha de Borussia Dortmund.

El Atlético de Madrid, por su parte, despachó de local 3-0 al Lokomotiv Moscú. Los goles del Atlético fueron obra de Saúl Ñíguez, Diego Costa y Koke.

Los colchoneros perdieron dos finales de la Liga de Campeones tras ganar la Liga Europa en 2012. Pero el equipo de Diego Simeone naufragó en la fase de grupo de la actual edición de la Champions.

El otro club moscovita en competencia, el CSKA, sucumbió 1-0 ante el visitante Lyon.

En un duelo de equipos históricos, Arsenal pegó primero con el gol de Mkhitaryan. El volante armenio, que se sumó a los Gunners dentro del traspaso que llevó a Alexis Sánchez al Manchester United en enero, marcó con un disparo que el capitán rossonero Leonardo Bonucci alcanzó a desviar.

Mkhitaryan también estrelló un remate en el travesaño a poco del final de la primera mitad.

Bonucci se perdió el empate dos minutos antes del descanso cuando cabeceó apenas desviado un tiro de esquina.

Arsenal puso cifras definitivas en los descuentos con la asistencia de Mesut Ozil a Aaron Ramsey, quien eludió al arquero Gianluigi Donnarumma para darle a su equipo una buena ventaja de cara al choque de vuelta el próximo jueves.