Listin Diario Logo
21 de julio 2018, actualizado a las 04:56 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual21ºC30ºC
Editorial sábado, 14 de julio de 2018
0 Comentarios

A fichar a los abusadores

Entre tantas iniciativas que se airean para disminuir el número de feminicidios y los maltratos que constituyen su antesala, valdría la pena ponderar la más reciente que ha adoptado Puerto Rico con estos propósitos.

Su gobernador, Ricardo Roselló, ha anunciado la creación de una base de datos pública con los nombres y fotografías de los hombres acusados de atropellar a sus parejas o exparejas o de incurrir en otros actos de violencia doméstica.

Los datos de estos abusadores permanecerán siete años en el registro a partir del comienzo de sus sentencias. Si logran la libertad antes de estos siete años, las fichas quedarán disponibles para que empleadores u otros interesados conozcan el antecedente.

Esta medida fue adoptada en Puerto Rico con apenas 8,400 casos de violencia doméstica entre una población de 3.3 millones de habitantes, pero aquí la lista sería bastante voluminosa porque año tras año se producen más de 60,000 denuncias de amenazas o atropellos reales contra mujeres, y poco hacemos para evitar, en muchos casos, un desenlace fatal.

Una vez propusimos que se impusieran dispositivos electrónicos a los hombres a los cuales se les habían notificado órdenes de alejamiento de sus parejas o exparejas, para facilitar su seguimiento y control vía localizadores satelitales. Estos dispositivos ya están disponibles en el mercado y valen poco, casi el mismo valor que los feminicidas dan a la vida de sus víctimas.

Un fichero de los abusadores o de los sometidos a la coerción de alejamiento sería un arma poderosísima de disuasión, porque los empleadores o cualquier interesado podría estar en condiciones de identificar la condición de potencial agresor de quienes aparezcan en esa lista.

Naturalmente, muchos no querrán verse en estos ficheros, por las innumerables consecuencias que trae. Pero para la sociedad es más importante la vida o el respeto a la integridad de sus mujeres, de sus niños y ancianos, que la prepotencia y bravuconería de un cobarde abusador o asesino.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre