Listin Diario Logo
26 de abril 2018, actualizado a las 11:23 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual21ºC28ºC
Editorial miércoles, 03 de enero de 2018
0 Comentarios

Equipos para los bomberos

El pasado 27 de diciembre el Estadio Quisqueya “Juan Marichal” sufrió el percance de ver consumido en llamas el “Séptimo Cielo”, el palco de prensa que durante años ha servido de visor para que locutores y comentaristas narren las incidencias de los juegos de béisbol profesional de la Capital.

La respuesta del gobierno –a través del Ministerio de Obras Públicas- fue no solo inmediata, sino frenética, y en solo cinco días la reconstrucción fue concluida con éxito.

Nos alegramos de que el Estadio esté nuevamente nítido para jugar pelota y aprovechamos para sacar una lección de este incendio, que reveló que el Cuerpo de Bomberos del Distrito Nacional no dispone de equipos que posibiliten apagar fuegos en alturas.

En la Capital hay centenares de edifi cios de más de diez niveles en los que los bomberos no pueden actuar con efi cacia para apagar fuegos, lo que deja desprotegidas a miles de familias que residen en ellos.

Así como la respuesta del gobierno para reparar los daños sufridos por el palco de prensa del Estado Quisqueya “Juan Marichal”, fue inmediata y correcta, lo deseable es que en coordinación con el Ayuntamiento del Distrito Nacional, igualmente disponga la adquisición de equipos que permitan a los bomberos escalar con sus mangueras y literas, a niveles de al menos 20 pisos.

Con ese tipo de equipamiento, los bomberos pueden evitar que un incendio como el ocurrido en el Estadio Quisqueya, se extinga cuando termine de consumir todo lo infl amable que esté a su alcance, y en cambio, puedan apagarlo para evitar daños materiales y salvar vidas.

El gobierno y el Ayuntamiento pueden y deben adquirir grúas, extintores y mangueras capaces de sofocar incendios en niveles superiores a diez pisos, porque lo que evidenció el fuego en el Estadio Quisqueya es que actualmente la precariedad impide que los bomberos cumplan con sus atribuciones en forma eficaz.

Disponer de equipos y personal con el adiestramiento sufi ciente para sofocar cualquier tipo de incendio es una prioridad que los dominicanos –especialmente los capitaleños- agradecerán eternamente al presidente Danilo Medina y al alcalde David Collado.

Esa es la urgencia de la hora. Ya habrá tiempo para hablar de la ley que mejorará la organización nacional de los bomberos, su dignifi cación laboral y su mantenimiento como un cuerpo selecto y preparado para salvar vidas y propiedades.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre