http://images2.listindiario.com/image/article/124/680x460/0/B64C41CF-200C-47FA-93AF-1202A005E846.jpeg
Ver imágenes
Listin Diario
25 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 5:05 PM
Zona N 9 Mayo 2009
0 Comentarios
Tamaño texto
ENTREVISTA
Virna Reyes de Reynoso
“Ser madre significa el amor perfecto, dar sin esperar nada a cambio, una sonrisa, un beso, un abrazo basta.”
Compartir este artículo
Helen Nuñez

Una mujer cuyo papel en la familia considera haber sido “encender o mantener la chispa de la fe en el hogar”, este mes celebra por partida doble: el ser madre de cuatro hermosos hijos: Luis Javier, Marcel, Raúl y Rubí, y su 25 aniversario de bodas con el empresario Rubén Reynoso. Virna Reyes de Reynoso abre su corazón y comparte con nosotros, en este mes de las madres, la dicha de ser bendecida con una familia de la que se siente orgullosa y bendecida.

¿Cuáles son las memorias que conserva acerca de su infancia y de su madre?

Mi infancia fue increíble, al aire libre, me divertí bastante con las cosas simples y maravillosas que nos regala el Señor. Yo tuve la suerte de tener unos abuelos que amé con locura, ellos vivían en el campo y no veía la hora de que llegaran las vacaciones para estar con ellos. Mi abuela era súper consentidora y me hacía unos vestidos preciosos bordados con encajes y toda la monería, me encantaba y me hacía sentir como una princesa,  mientras que mi abuelo me enseñaba el gusto por la música y el mar.

Mi mamá, la mejor. Su amor, su entrega, su ejemplo de superación para poder echar adelante una familia con cuatro hijos sola, pues enviudó cuando yo tenía apenas doce años y ella treinta y tres. Fue duro pero vi cómo salimos adelante por su esfuerzo y sacrificio, acompañada de una fe inmensa a Dios que la guiaba y le daba la fortaleza. Muchas veces la vi llorar, pero eso también a mí me fortaleció y me prometí a mí misma ayudarla a salir adelante, por lo que hoy le doy gracias a Dios, por escuchar nuestra oración.

¿Qué enseñanzas aprendidas de ese ser tan especial que le dio la vida acogió para la crianza de sus hijos?

Que el amor lo puede todo, la paciencia, la perseverancia, que es necesaria la corrección aunque vaya acompañada de un chancletazo, que aunque uno no lo entienda en ese momento es por nuestro bien, que no podemos cansarnos de hablarle a los hijos, sobre todo del amor a Dios, y que mantener la familia unida es nuestra fortaleza.

Descríbanos la sensación que sintió al tener por primera vez en sus brazos a su primer hijo.

Durar nueve meses esperando ver esa personita que tú amas sin conocerla es algo indescriptible, cuando llegó a mis brazos miré su carita, su cuerpecito, le daba gracias a Dios pues estaba completito y era perfecto, hermoso, tenía unos ojos tan grandes que me parecía que lo quería ver todo de una vez, y luego sentir que solo en mis brazos él quería estar, y yo creía que solo conmigo él estaría seguro, esa conexión es maravillosa y única y nos acerca tanto a Dios.

¿Qué significado tiene para usted ser madre?  

Ser madre significa el amor perfecto, dar sin esperar nada a cambio, una sonrisa, un beso, un abrazo basta.

Cada hijo tiene características únicas que lo hacen especial… háblenos de los suyos.

Mis hijos son cuatro y tan distintos. Luis Javier, el mayor, mi primer tesoro, es una persona de palabra, responsable, muy maduro, súper buena gente, incapaz de creer que un amigo lo pueda traicionar, ya hasta tiene su propio negocio. Marcel, un amor, amigo de todo el mundo, cualquier cosa que se proponga lo hará, es un alma  libre. Raúl es nuestro Puchi, cariñosamente, lo consentimos muchísimo, es un balance entre Luis Javier y Marcel, a veces se me pone muy serio cuando quiere que lo escuchen, siempre ha sabido lo que quiere, es de los que hacen sus propias diligencias. Rubí, bueno es una adolescente que está disfrutando lo que trae su edad, tiene un buen temperamento, se lleva bien con todo el mundo, es cariñosa y es una persona sensible al dolor ajeno.

De Rubén Reynoso, su esposo, ¿qué es lo que más agradece de su figura de compañero y padre?

Rubén para mí ha sido todo, es mi apoyo, hemos crecido juntos, él es un ser humano maravilloso, ama con locura a sus hijos, ha sido un buen hijo y también un buen padre.

En la actualidad, ¿comparte labores junto a su esposo?

En estos momentos solo trabajo medio tiempo, me desempeño como asistente administrativa en un negocio de exportación que tenemos en sociedad con un familiar. Con mi esposo trabajé por espacio de diez años cuando era solo La Dominicana Industrial o Pastas Princesa, y que gracias a Dios y al esfuerzo de todos hoy en día es el Grupo Bocel.

¿Cómo ha logrado conciliar trabajo y familia?
Bueno, a nosotras las mujeres papá Dios nos ha hecho con una capacidad insuperable, nos dividimos de tantas maneras que a veces nos sorprendemos nosotras mismas, pero te puedo decir que a medida que mis hijos dejaron de ser bebés y demandaron más de mí, tuve que parar el trabajo por un buen tiempo. Fue una decisión que tomamos mi esposo y yo por el bien de ellos. Me costó pues estaba muy acostumbrada a ser productiva pero, al final, la recompensa fue mayor.  

¿Cuál es el momento más especial que han compartido juntos? 
Tenemos muchos momentos especiales, pero últimamente tenemos una gran satisfacción.

Planificamos los quince años de Rubí, que fue una meta familiar, donde nos involucramos todos para lograr algo que valió la pena y lo disfrutamos todos gracias a Dios.

El Día de las Madres es un día muy especial para todas las madres alrededor del mundo.
¿Cómo lo celebran usted y su familia?
Pues todos nos reunimos en casa de los padres de Rubén, ahí lo celebramos con un pasadía y lo pasamos muy bien.

¿Cómo comparten cuando están reunidos en familia? ¿Qué es lo que más disfrutan?
Nosotros tenemos una regla de oro: el domingo es el día de la familia, no se pueden hacer compromisos para ese

día, lo que más disfrutamos es salir a algún lado, nos creemos los correcaminos, vamos a la playa o a la montaña donde sea está bien, lo importante es estar todos juntos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar
Más en Zona N