Listin Diario Logo
26 de julio 2017, actualizado a las 08:27 PM
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
Ventana sábado, 20 de mayo de 2017
0 Comentarios

Séptimo arte

Roma, ciudad abierta

Este filme, ganador de la Palma de Oro del Festival de Cannes en 1946 es considerado el proyecto que inaugura el “Neorrealismo Italiano”.

  • Roma, ciudad abierta

    Denuncia. Un contundente retrato del fachismo de Mussolini.

  • Roma, ciudad abierta
  • Roma, ciudad abierta
Rienzi Pared Pérez
Santo Domingo

Roberto Rossellini fue un cineasta italiano que contribuyó con el desarrollo de lo que se denominó el “Neorrealismo Italiano” y esta película puede considerarse como el inicio de este movimiento que fue de gran influencia para otros cineastas, tales como Vittorio De Sica y Federico Fellini.

Rossellini proviene de una familia burguesa y su padre construyó lo que sería una de las primeras salas de cine en Roma, lo que le permitió desde muy joven interesarse por el séptimo arte, viendo todas las películas que se proyectaban en el lugar que su padre construyó. A partir de ahí, fue modelándose el espíritu de quien sería uno de los grandes cineastas del mundo.

Cuando el régimen fascista termina en el año 1945 y cae asesinado Benito Mussolini, Roberto Rossellini tenía en su mente realizar una película que captara esa realidad que se estaba viviendo en Italia, precisamente en este film: “Roma, ciudad abierta” es donde él logra plasmar su idea para brindarnos este drama que, con el transcurrir del tiempo se ha catapultado como una de las grandes películas jamás filmada en el siglo pasado.  

La trama de la mísma se centra entre 1943 - 1944, cuando la ciudad está ocupada por los Nazis y uno de los líderes de la Resistencia es Manfredi (Marcello Pagliero) quien encuentra refugio con un sacerdote de nombre Pietro (Aldo Fabrizi), que se ha identificado con este movimiento de lucha para resistir la invasión. Manfredi es amigo de Francesco, quien tiene planes de casarse con Pina (Anna Magnani); pero Francesco es arrestado el mismo día de su boda, ella logra eludir la autoridad, y corre tras él; pero uno de los militares alemanes la asesina por la espalda, enfrente de su pequeño hijo; recreando con esta escena una de las mejores jamás filmada por su carácter crudo e inhumano, reflejando en ella la realidad de Roma en esos años.

Algunos hombres son apresados y torturados para que revelen alguna información sobre el movimiento de resistencia; pero soportan toda la crueldad de la tortura por un ideal hinchado de patriotismo, incluyendo al mismo sacerdote, que es llevado ante el oficial Nazi para que pueda presenciar la tortura que les hacen a los prisioneros. El escenario es de miedo y psicológicamente perturbador; sin embargo, el verdugo puede torturar o asesinar a las personas; pero lo que el verdugo no puede matar es una idea o el concepto de liberación, y es por ello, que los torturados sufren y mueren convirtiéndose en mártires, incluyendo al mismo sacerdote Pietro que es asesinado enfrente de los niños, como una forma de atemorizar. Las mujeres vienen a jugar un papel importantísimo en esta llamada Resistencia Italiana; ya que ellas transmitían mensajes a los grupos y proporcionaban comida, ropas y dinero, como forma de lucha ante las ignominias de una invasión.

Es por ello, que Rossellini quiso brindarnos su obra de manera llana y explícita, usando ese mismo escenario desolador de esa Roma devastada, para mostrarnos los horrores de la guerra, utilizando mayormente actores no profesionales para destacar la cruda realidad de la ciudad como forma de expresión.

La película está muy bien actuada; pero sobre todo, la puesta en escena es excelente por parte de Rossellini, dado la escasez de los medios técnicos y económicos. El director de la fotografía, Ubaldo Arata, tuvo completa libertad para los movimientos de cámara, utilizando unos claroscuros que marcan perfectamente la ambientación adecuada de las imágenes.

“Roma, ciudad abierta” es puro arte cinematográfico y junto con la película “Ladrón de Bicicletas”, son las dos obras mejores que representan el movimiento llamado: “Neorrealismo Italiano”. 

Algunas curiosidades de la película
1 Rossellini comenzó a trabajar en el guion en agosto de 1944, a solo dos meses de terminar la ocupación alemana, con la colaboración de los guionistas Federico Fellini y de Sergio Amidei.

2 Comenzó a rodarse en enero de 1945, tanto en estudios como en locaciones de la ciudad devastada, siendo esto último algo que caracterizaría al neorrealismo.

3 Prohibida durante la época, esta película forma parte del neorrealismo italiano y está inspirada en la vida del sacerdote Luigi Morosini, torturado y asesinado por los nazis por ayudar a la resistencia.

4 Debido a la escasez de medios y presupuesto, Ubaldo Arata, director de fotografía, se vio obligado a reutilizar una película caducada para poder acabar de filmar.

5 Andando por la Vía Nazionale, Roberto Rossellini se paró delante de un establecimiento llamado “The Funny Face”, dónde por tres dólares se hacían retratos, generalmente a los soldados norteamericanos. Ahí vio a Federico Fellini, a quien decidió contratarlo para así poder luego atraer a Aldo Fabrizi (Fellini fue guionista de Fabrizi antes de la guerra), pues para que su película funcionara, Rossellini sabía que necesitaba que apareciera un actor de renombre, como era el caso de Fabrizi.

6 En su lanzamiento, la película fue víctima de la censura. En Estados Unidos se le recortó, reduciendo su duración en un cuarto de hora. En Argentina fue retirada de exhibición por una orden anónima del gobierno en 1947. En la Alemania Occidental fue prohibida desde 1951 hasta 1960.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Ventana

    Descubre