Listin Diario Logo
27 de marzo 2017, actualizado a las 08:49 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
Ventana miércoles, 08 de marzo de 2017
0 Comentarios

Una casa en la palma de la mano

“La casa como metonimia: espacio interior y privilegiado, donde el ser humano puede descubrir su intimidad, puede ser él mismo, con libertad. En el poemario “Una casa en la palma de tu mano”, de la poeta dominicana Denisse Español”.

  • Una casa en la palma de la mano
Doris Melo

Sin que me quede ninguna duda, debo expresar que el poemario  de Denisse Español, está construido como un árbol de voces, en el que se  erige a su vez, como un mapa visual por donde se explora la heterogeneidad, sujeto por un principio al que Mijail Bajtín  denomina “discurso polifónico o polifonía de voces”.  entre las cuales no existe una jerarquía.  De manera que todas las voces  tienen el mismo  registro y valor en el discurso poético. (La poética de Dostoievski. Mijail Bajtín.)

He leído lo que ha expresado la crítica dominicana respecto a su poesía y sobre todo, lo que ha referido acerca de su segundo libro “Una casa en la palma de tu mano” del 2016. Quisiera darle a los críticos  su participación , citarlos   en cuanto a la visión crítica y enfoque , que del mismo poemario han referido y del crédito que se merecen. Pues, sus acertados comentarios,  en cierta forma comparten  sobre  los temas que estudio en este proyecto.

 

Por su parte, el poeta y escritor Rey Andújar, señala y con ello estoy de acuerdo, que el poemario “Una casa en la palma de tu mano”, debe leerse por lo menos tres veces, ya que el mismo es un mapa hacia la sensualidad del cuerpo. Es una radiografía del deseo y la añoranza de una isla que se disfraza de ciudad perdida. Y sobre todo el Caribe, en donde siempre está el mar, en el aire, en la chispa de sol, desgracias y alegrías que nos distinguen a los caribeños. Termina con la afirmación que estos poemas de Denisse, son redes para atrapar  luz.

 

De otra parte, el escritor Valentín Amaro refiere, que el poemario de Denisse Español, proyecta calidez, ternura, arrojo, fuego, comunión, presencia.  A su vez destaca el uso de la imagen poética, el ritmo latente y el atrevimiento los cuales están presentes esta nueva propuesta de la autora.  

 

Abril Troncoso, escritora y artista dominicana señala refiriéndose a una lectura del poemario: Que la conjunción espacio - cuerpo - letra en “Una casa en la palma de tu mano”, se mezcla con un asombro vivencial literario, conciso como los textos de Reverte y el cuerpo de la palabra, de los surrealistas como Piet Mondrian.

 

Desde el título del libro y en un recorrer por la mayoría de los poemas, la casa se presenta como un referente integrante del discurso poético de Denisse Español como veremos más adelante.

Así notamos al inicio del poemario, en el poema “Razones dos”, la voz poética se rasga a ella misma para expresarse desde el dolor, la pesadez del cuerpo, el cansancio. Su propio  sentir abismado, a donde van a parar  las palabras como en un limbo, deambulando por las heridas de un yo  y de diversos mundos que a lo largo del poema  se repiten:

 

Todo duele,

desde aquí pesa un poco más,

las palabras se lanzan al abismo

llagas de un yo damnificado,

pasillos oscuros

colman el espacio.

 

Gastón Bachelard en su libro La poética del espacio, refiere la casa, como espacio interior y privilegiado, donde el ser humano puede descubrir su intimidad, puede ser él mismo, con libertad. Para este crítico, la casa en sí, es un elemento  de integración  psicológica, morada de recuerdos y olvidos. En la voz lírica de los poemas de este libro, se aprecia acertadamente un recorrer por espacios internos, dolor, angustia, soledad en los que la autora se desnuda no solo corporalmente, sino que lo hace a través de un diálogo en el que intervienen, regresan, vienen y van los diversos mundos que habitan en el propio hablante.

En el poema “Para huir de los túneles”  se puede apreciar  que el hablante lírico nos acerca al sentir profundo del alma. Prevalece lo existencial, conectado  con la conciencia y sus mundos. Preso entre esos espacios  donde el sol existe;

 

Afuera hace frío,

el alma

se presenta despedazada por el hielo.

Aquí viene bien

aquello de que «afuera no existes».

Es la excusa perfecta

para huir de los túneles.

 

 La vivienda y el hogar son elementos que le permiten al hombre desarrollar un sentido, en tanto que perteneciente a un lugar determinado. Bachelard en el texto señalado anteriormente, afirma  que la casa  es el primer universo de la cotidianidad, es además una de las principales formas de integración de los pensamientos, los recuerdos  y los sueños de la humanidad.  Es  un personaje por decirlo así el cual   la poeta utiliza   como una relación de dependencia o causalidad. En algunos de los versos de este poemario , lo sentimos. Como el hablante lírico  se hace parte de ella , de la casa. Como bien veremos en los versos que citamos . Sin  ella,  el hombre sería un ser disperso.  y  es  importante tener esto  en cuenta en la interpretación  de la obra que nos ocupa. Puesto que para la poeta la casa, es uno de los elementos que integra a su poética como nos lo está manifestando en sus versos . En tanto que  la mayoría de sus poemas los diálogos irrumpen dentro del hacer domestico.

 

Podríamos notar cierto paralelismo entre la casa y el cuerpo en algunos de los poemas de Denisse Español :

 En el poema tour  veamos ese acercamiento de intimidad del lugar de resguardo para el espíritu . En los versos siguientes:

 

“[… ] En ese salón mullido, los pensamientos son ciudadanos, la densidad más alta de la isla.

Algunos hastiados, han saltado por la ventana.”

 

Y luego, en este mismo poema  el hablante invita a ese otro a que camine despacio por el puente colgante que dirige al aposento de los abrazos, tome asiento  y permita al ducto móvil exprimir su néctar:

 

“el puente colgante

dirige al aposento de los abrazos,

toma asiento y permite al ducto móvil exprimir tu néctar”.

 

Recordando la casa y las habitaciones aprendemos a mirar dentro de nosotros mismos. Pero la casa no es solo en lugar donde devienen los momentos de placer del individuo. Es tambien el lugar donde se forjan los temores y se resguardan. La casa llena la imaginación de experiencias y vivencias que se transforman y perduran en la memoria. Es , el espacio donde se construye el Ser: En el poema  Niño Loco se puede apreciar:

 

Más que en las razones

muero en ti cada día.

Tu risa contra las paredes

rompe el espectro,

hojas secas bailotean

sobre carcajadas de viento.

Caminos de polvo nublan el cielo.

 

La hablante lírica de estos versos utiliza un lenguaje de metáforas en un tono irónico, cansado, desalentada. Bañado por un deje de melancolía.  Nos hablará del   tiempo  para referirse  a la injusticias

pero  lo verdaderamente injusto no fue  el hecho de estar locos :

 

El hecho de estar locos no era lo injusto,

era el calendario sobre nuestra conjunción humana

el tiempo indagando sobre el placer

y la confianza,

raíz que ocupaba la alcoba.

 

Imposible quitarla de la piel.

 

 De otra parte  nos hablará de los estados de la angustia, de la desilusión en un lenguaje fluido y refinado siempre pausado.  Se vale del referente que hace la vez de compuerta, de muros para contener las aguas y su desbordamiento, de “Diques” desbordándose de su cauce, para expresar el hastío.

 

La casa es el lugar del goce y del acopio de recuerdos que forjan una identidad y permiten reconocerse en total intimidad, como siendo igual a si mismo. Las imágenes de la casa están en nosotros porque nosotras estamos en ella:

 

En mi hemisferio desgarro el deseo. Me baño en el lago

del recuerdo, levanto la tierra del fondo. Mis cabellos forman

islas que añoran tus ojos, raíces en busca de respuestas.

 

La casa puede también ser una extensión de la persona, una especie de segunda piel, un abrigo que exhibe y despliega tanto como esconde y protege.

 

Casa, cuerpo y mente se encuentran en continua interacción en el poemario de Denisse Español. La estructura  física, el mobiliario , las convenciones sociales y las imágenes de la casa permiten moldear e informar al lector sobre las preocupaciones del hablante. Sus  tristezas,  desamores, su ser desnudo en momentos para compartir esa, su intimidad  con su otredad,  que puede ser  ella misma. 

 

Denisse en su poemario nos habla de la intimidad, mas  no lo hace  solo para referirse a  lo erótico, la intimidad es lo que diferencia  a cada persona de todas las demás. Es a su vez el santuario, el lugar donde ser reconcilian o se disgregan las energías vitales de un modo, que solo es válido para una persona en particular.  En otras palabras, la intimidad es el ámbito central del ser humano, es el espacio donde una persona coordina o intenta armonizar todos sus actos, en orden a la felicidad o a un objetivo único que colme todas sus aspiraciones.  La intimidad es ese espacio, donde se debate todo lo que afecta a la vida personal en su conjunto, un lugar al que solo tiene acceso el yo y, por supuesto , la persona amada:

 

“[…] aquí esta mi pared

mostrándote sus ladrillos, sus juntas de argamasa dulce.

te señalo angustiada la puerta

muro inexistente por donde pasarías

a ese otro lado, donde también me encuentro.

 

 

Los lugares de intimidad  están representados, en el poemario, a través de  imágenes  que sugiere el hablante. Como la boca, las manos, la piel. Todo expresado, a través del dominio del lenguaje de lo íntimo por excelencia.

 

…Me entrego calcinada

y tus ojos, que jamás serán los míos

irán de paseo por las heridas

hasta perdernos

 

La idea de la muerte afincada en lo material, en una comunión de la tierra y el agua con el cuerpo: Es muy evidente  la recurrencia de imágenes sensoriales que denotan una materialización erótica, por un lado y una materialización histórica , por el otro.

 

En  algunos  casos el cuerpo es un medio a través del cual un tiempo y  el espacio se conjugan.  Como cronotopo confluyen para narrar sensaciones y sentimientos a través de una forma particular . Es decir, ese cuerpo es un proceso de socialización de la experiencia corporal de la persona. En el poema No conozco el cartero La hablante se siente poseida por  una luz en ese preciso espacio y en un ángulo de tiempo  que desconoce, en el cual unas paredes funcionan como manto y la inspiran:

 

“Poseída por primera vez

por ese preciso ángulo de tiempo que conozco de memoria

por una paredes  que funcionan como manto,

me visitas , inspiración”.

 

Es viernes,

las hojas más verdes danzan en el jardín

mis dedos son de nuevo gargantas

vaciando el mundo mago

de mi arroyo

las letras se confunden

entre las sombras de un cuerpo desnudo.

 

 

El espacio íntimo deviene porque se encuentra habitado de voces y de los otros  condensados en la voz de un solo hablante. Deviene así lo que al principio les refería sobre  la poética de Mijail Bajtín y el lenguaje de la polifonía.  Ese lenguaje poblado por las voces y de discursos ajenos , sobre los cuales se levanta el discurso de la poeta, del sujeto que resume, desde su propia vivencia, las vivencias de los otros que comparten su particular visión de mundo.

 

En el poema ¿ Cuántas preguntas se quedan sin respuestas?  El hablante cuestiona  a los interlocutores sobre sus preocupaciones y su discurso  dialógico a lo largo del poemario.   Cuestiona los versos escritos después de haber un silencio, cuestiona las almas que sudan el júbilo de un encuentro fortuito, cuanto pesa el sexo y así nos da la apariencia que el hablante se cuestiona así misma en su hacer poético diluido en este espacio en el que a veces la vemos transitar fuera del tiempo.

 

 A su vez, la hablante  se exige valiéndose  de este diálogo, polifónico,  que para mí, es muy importante puesto  viene a ser una reflexión de todo lo que  ha propuesto  la poeta en esta propuesta literaria. Finalmente   ella , la voz se contesta. Quiero dejar este poema a manera de conclusión de  lo que ciertamente Denisse ha tratado de recoger  como un resumen de lo que las voces gritan en sus diferentes estados de ánimo.   

 

¿Cuántos años se descosen en la danza de la conquista?

¿Cuál de los dos será finalmente el conquistado?

¿Cómo se arman las promesas que piensas romper?

¿En cuál paréntesis se guardan los caminos trillados?

¿Realmente se alivia el alma por haber dicho que no?

 

 

El poemario de Denisse es muy interesante, pues en él, el hablante nos permite caminar de su mano por esos mundos internos y externos en los cuales nos confrontamos a nosotros mismos como personas lectoras, o como poetas en el mismo andar, nos hacemos cómplices, nos provoca catarsis.  Los diferentes mundos posibles con sus preocupaciones, su cotidianidad, su erotismo, sus desencuentros, sus estados de ánimo . Lo existencial , la falta de asideros que  observamos en algunos de los versos  en la hablante .

 

 Pienso, que la poesía de Denisse se presta para un estudio literario profundo. porque el poemario nos sorprende, porque a su vez es muy complejo y hay que leerlo varias veces. Sin embargo,  trabajé los  temas que son más frecuentes a lo largo de la travesía  y los que me impactaron con la lectura de  sus versos. Con esto los dejo sin más por el momento que decir sobre este segundo libro de la autora, el cual lo recomiendo y les puedo decir con honestidad, que el que quiera aprender a leer entre líneas y deducir de un lenguaje simple pero conciso, que se esconde en imágenes sutiles, valiéndose de la destreza que caracteriza a su hablante. En fin que no tengo más que decir y espero otros se animen a estudiarlo desde otras perspectivas .

 

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Ventana

    Descubre