http://images2.listindiario.com/image/article/349/680x460/0/A8C60C37-F067-407E-B16C-81CC34478D4B.jpeg
Listin Diario
25 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 11:09 AM
Ventana 25 Marzo 2012
Comentarios 1 - último digitado en 25 Mar a las 10:25 AM
Tamaño texto
CAPACITACIÓN
Najayo Mujeres, un nuevo modelo
EL SISTEMA CAMBIÓ LA VIDA DE LAS INTERNAS DESDE SU IMPLEMENTACIÓN
  • Manifestación artística. El coro “Voces de Libertad” es una de las expresiones culturales más genuina que existe en Najayo Mujeres.
Compartir este artículo
Ángel García
Najayo, San Cristóbal

La privación de libertad no es una carga fácil de llevar para nadie, pero hay quienes comparten la idea de que si se mejoran las condiciones de las cárceles del país la estadía obligatoria de aquellos que han sido condenados resultaría más humana y llevadera, es lo que se busca con la implementación del nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria.

Fue en 2003 cuando se comenzó a implementar en las cárceles de República Dominicana, desde su instauración en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres, la vida de las internas ha cambiado de forma considerable.

En el país existen 14 cárceles que ya han adoptado el nuevo sistema de gestión penitenciaria, Najayo Mujeres fue el segundo penal en implementar este programa y tal como señala una de las reclusas con una expresión un tanto racista, “La diferencia con el anterior va del negro al blanco”.

“El Modelo de Gestión Penitenciaria está basado en implementar la justicia restaurativa, sustituyendo así lo que había sido la justicia vengativa que ha imperado por año en nuestra nación. Este sistema tiene muchas ventajas en comparación con el anterior ya que, a medida en que a los internos no se les da la oportunidad de cambiar, volverán a reincidir en el delito cuando salgan,” detalló la subcoordinadora nacional del modelo, Sandra Fernández.

De acuerdo a la entrevistada, desde la aplicación del modelo en República Dominicana el índice de reincidencia se ha situado entre los más bajos del mundo. Con gran entusiasmo y con los ojos brillosos nos proporcionó las estadísticas de reincidencia en el país que es sólo un 2.7 por ciento, lo que quiere decir que sólo tres de cada 100 internos vuelven a delinquir.

Najayo Mujeres es uno de los centros más completos del modelo y sus resultados son realmente sorprendentes. Allí son impartidos cursos técnicos y hasta carreras universitarias.

Manifestaciones culturales
En el penal existe un grupo de teatro, canto y baile. Pese a la escasez de recursos, las reclusas realizan drama, bailan, cantan, entre otras manifestaciones artística.

“A través de la expresión artística, la sociedad nos brinda la forma de expresarnos; poder utilizar esos instrumentos es de gran ayuda para nuestra rehabilitación mientras esperamos reintegrarnos a la sociedad una vez salgamos de aquí”, relató La Chory en medio de las lagrimas que le brotaron al rememorar sus vivencias.

El coro “Voces de Libertad” es uno de los grupos de canto que existen en Najayo Mujeres.

Escuchar la melodiosa interpretación de “Tamborera” de la autoría de Juan Luis Guerra en las voces de estas féminas, acompañada de una tambora como único instrumento artístico, es una muestra de que el talento no es una cuestión de lugar o recursos.

“Somos el primer grupo cultural en existir. Después que comenzó a implementarse el nuevo modelo penitenciario ya nos hemos presentado en importantes centros culturales del país como Casa de Teatro e incluso, el Teatro Nacional, lo que es un incentivo para nosotras”, nos contó una de las integrantes del coro Voces de Libertad.

“En este mundo nadie es perfecto, todos cometemos errores en algún momento determinado.

Quienes estamos aquí hemos cometido errores y la sociedad nos ha privado de libertad, pero también aquí estamos aprendiendo a ser mejores personas para la colectividad. Yo estoy estudiando la carrera de Psicología y uno de mis mayores deseos es poder ejercer al salir de la cárcel”, nos explicó La Negra, con una expresion de melancolia que delató sus anhelos de salir de aquellas cuatro paredes en donde guarda tanto recuerdos de sus 10 años tras las rejas.

Si existe un punto de coincidencia entre las internas, es que estar encarlelada no es nada fácil pero reconocen que el modelo le ha dado otro matiz.

Participación de la sociedad
La rehabilitación social es un proceso en el que se necesita la integración de todos los sectores y entes sociales, de sus instituciones y de su gente. En aras de lograr la reinserción de estas reclusas a la sociedad son muchas las instituciones que han comenzado a aportar a la causa. Entre estas organizaciones cabe destacar la participacion del Ministerio de la Mujer, y de Cultura, entre otras instituciones que, sin importar qué van a recibir, ya han comenzado a dar.

La educación no puede estar exenta de esta honrosa labor, centros de formación y capacitación también han aportado su granito de arena. Es digno de destacar el apoyo del Instituto de Formación Técnico Profesional (INFOTEP) y la Universidad de la Tercera Edad (UTE). Estos centros están impartiendo cursos técnicos y carreras profesionales sin pedir nada a cambio.

(+)
UNIDAS POR LAS LETRAS

Los barrotes de la prisión no han sido una limitante para que un grupo de poetisas y escritoras hayan llevado el evento “Y también soy palabra” hasta las internas de Najayo. El recital contó con el auspicio de Centro Cultural de España.

“Y también soy palabra” es un acto donde las mujeres recitan, leen poemas y comparten sus manifestaciones artísticas.

“Una de las principales motivaciones que hemos tenido para venir a Najayo a compartir nuestros escritos con las internas es la existencia entre ellas y nosotras de una condición común, la falta de libertad”, detalló la poetisa Farah Hallal.

Según Hallal en la sociedad a las mujeres se les cohíbe de hacer muchas cosas sólo por su género. En concepción de la escritora, la poesía es un medio de expresión que les permite salir de sus prisiones internas. “No sólo hemos venido a recitar sino a compartir, a ver las manifestaciones artísticas que realizan, así como a impartir algunos talleres de escritura y apreciación fotográfica”, puntualizó ésta polifacética mujer al tiempo que escuchábamos los versos de algunas de sus compañeras y de las internas de Najayo.

COMENTARIOS 1
Comentó: calvoleon
De: República Dominicana
Es muy bueno tratar de reintegrar humanos que fallaron alguna vez, por eso son humanos. Pero que hacer con los inhumanos? Yo sé por ejemplo del tipo que me atracó y que le dieron 20 años, entre otro por un asesianto que le podían comprobar (era sospechoso de once mas). Según mis informaciones el espera una amnistía cuando cambie el gobierno y dijo que lo primero que va a hacer es matarme cuando esté libre. Y nadie que lo conoce lo duda. Qué hacer con individuos así?
25 Mar 2012 10:25 AM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Ventana