http://images2.listindiario.com/image/article/45/680x460/0/8B6D4836-5C08-43E2-85BC-FAB41A28C842.jpeg
Listin Diario
30 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:16 PM
Ritmo Social 1 Diciembre 2007
0 Comentarios
Tamaño texto
VIA INTIMA
Madres solteras
Son múltiples las causas que llevan a una mujer a enfrentar un embarazo sin una pareja. En su momento saber que van a ser madres solteras, puede verse como un gran obstáculo, pero es importante saber que muchas mujeres atraviesan por esta situación y que esta experiencia se puede convertir en la may
Compartir este artículo
Por Patricia Franjul

Entre las  causas que llevan a una mujer a ser madre soltera se encuentran el embarazo no planificado durante la soltería, tener una pareja que no está realmente disponible, como un esposo que vive en otro país o está enfermo de gravedad; haber enviudado o simplemente a consecuencia de un divorcio.

Inclusive la mujer con una pareja estable tiene grandes preocupaciones por los cambios que la  criatura va a traer a su vida.   En el caso de mujeres que no eligieron tener un bebé o que la situación no es como lo habían planeado el impacto es mucho mayor, y deben enfrentarla con mucho más recursos.

En algunos casos las madres deciden que van a tener a su hijo sin ayuda por decisión propia. Esto ocurre mayormente en países desarrollados, donde tienen a su disposición recursos tan útiles para sus fines como los bancos de esperma. Por lo general son mujeres que no han podido encontrar a la pareja adecuada,  tienen más de treinta años y sienten que su reloj biológico marca el final de su período de fertilidad. O que han tenido un hijo, pero desean tener más descendencia.

Paso a paso
Indudablemente la maternidad trae consigo cambios radicales en todos los sentidos: físico, emocional, espiritual,  económico y familiar. Por lo tanto es bueno saber por donde empezar a organizarnos.

En primer lugar busca apoyo de cualquier persona con la que te sientas cercana, que sepa escuchar y dar apoyo, puede ser una amiga, una hermana o un profesional, pues domina más herramientas que te ayuden a organizar tu vida e identificar sentimientos, para separar lo que puedas sentir hacia el padre de tu hijo, de lo que sientas hacia tu bebé, que no es culpable de la situación.

Es necesario mantener el buen ánimo pues el bebé tiene una gran conexión con la madre y si te sientes deprimida  puede percibirlo. Hay que evitar  personas que critiquen, porque en esta sociedad una madre sola a veces no es bien vista y esos comentarios sólo afectan a la madre negativamente, por lo tanto es mejor rodearse de gente positiva.

Cuide la salud,  con una alimentación balanceada, ejercicios adecuados, descanso y cuidado personal. Si evita situaciones que puedan afectar al bebé, este se desarrollará sanamente hasta su nacimiento.

Papá no está
En cualquier parte del proceso pueden surgir sentimientos de rencor hacia el papá que no está y esto es bueno trabajarlo con terapia. Aunque lo ideal es contar con él en los momentos más importantes del embarazo, nacimiento y crianza del niño, no es un impedimento para que la experiencia de la maternidad sea maravillosa, aunque estés sola.

Hay que aceptar la realidad y reconocer que es una situación por la cual atraviesan miles de mujeres. En vez de pensar en el soporte que no se tiene, es mejor detectar a las personas que sí van a dar apoyo.  Enfrenta el hecho de que sola debe darle un ambiente sano y protegido a su niño, para que pueda tener un desarrollo completamente normal.

Es mejor para la vida emocional del niño que viva solamente con su madre antes que dentro de una relación  donde exista violencia, adicciones o  abuso físico y psicológico, ya que en el hogar es donde se aprende todo sobre  comportamiento, amor y  valores.

Cuando el bebé está rodeado de amor por su madre y sus seres queridos, es feliz. Es necesario que la madre le brinde seguridad emocional, pero que no centre su vida sólo en él. Ambos necesitan compartir  con otros.

La mujer debe continuar con sus actividades personales y dedicarle tiempo a actividades que puedan ser enriquecedoras y relajantes como practicar algún deporte, manualidad, pertenecer a un club o cualquier cosa que le guste, para sentirse bien consigo misma y  brindarle estabilidad personal a su criatura.

Temores
Una preocupación muy común de las madres sin pareja es qué les van a decir a sus hijos cuando pregunten por su papá. Aunque falta tiempo antes de que esto ocurra, desde el principio temen ese momento pensando que su hijo pueda juzgarla o recriminarle, por lo tanto se debe ir analizando la forma en que se va a manejar la situación.

Como la verdad siempre sale a flote es mejor decirla desde el principio. Pero una verdad con amor, dirigida no a acusar al padre o a otros, sino a que el niño comprenda su realidad y la situación por la que atravesó la madre. La verdad se puede decir con dulzura o hasta con chistes, pero tomando en cuenta que esta es la única forma de que el hijo confíe en su madre y en sí mismo. Cualquier tema que plantee debe recibir la verdad y la ayuda para aceptarla. Si desde el principio se maneja la realidad como algo normal, ese momento será menos inquietante.

Y hay un punto vital que debo resaltar, las madres que tienen deudas de rencor con el padre deben cuidarse de criticarlo ante su hijo, ya que de cualquier modo el padre es importante para él y se puede crear una lealtad dividida entre su papá y su mamá. Un comentario de la mamá influye enormemente en la forma de ver las cosas de un hijo.

Lo adecuado es que le diga cosas positivas sobre su padre y que lo ayude a tener una relación sana con él (aunque no lo conozca). Si no hay nada bueno que decir mejor es quedarse callada, pero lo ideal es  asegurarle que él fue fruto del amor que un día existió entre sus padres, que se resalten las cualidades positivas, tales como que sin el papá él no existiría porque se necesita un papá y una mamá para tener un bebe.

Mientras el niño reciba expresiones de cariño, tanto físicas como verbales y sienta que toda la gente que lo rodea lo quiere y que su llegada ha traído muchísima alegría a sus vidas, será feliz.

El aspecto económico
Económicamente tener un bebé implica un gasto fuerte y enfrentarlo sola no es tarea fácil. La mayoría de las madres sin pareja necesitan trabajar para cubrir los gastos de su familia. Por lo tanto es bueno aceptar toda la ayuda que le ofrezcan, en especial de amigos o familiares con bebés, ya que estos usan las cosas por muy corto tiempo.

Recibir ropas, juguetes o muebles de otros puede aligerar la carga. Para entonces enfocar los gastos en las cosas verdaderamente importantes como  vacunas, medicinas y visitas al pediatra. También es importante conseguir un seguro  médico e ir haciendo un ahorro dedicado a emergencias, para estar lista cuando se presente una.

Si la mujer debe trabajar se disminuye significativamente el tiempo que pasa con sus hijos. Aunque a veces la madre se siente culpable por esta situación, puede sentirse mejor al saber que ha buscado la mejor opción para el cuidado del bebé y debe organizar su agenda para dedicarle el mayor tiempo posible y que el mismo sea de calidad.

Lo positivo
Cuando la mujer acepta con madurez su situación, considera a su hijo una bendición y nunca un estorbo; se da cuenta de que vale mucho y que el apoyo del hombre no es tan necesario, ya que ser madre soltera no es un obstáculo para lograr metas y éxito. Se debe seguir adelante con la frente en alto y reconocer que esta es una prueba más del destino, que se pueden lograr muchas cosas no “a pesar del bebé” sino “junto al bebé”. El hijo se convierte entonces en la mayor motivación  para crecer a nivel personal.

Dios les da la oportunidad a las madres solteras de sentir la conexión especial que existe entre una madre y un hijo, de darse cuenta de que el verdadero amor está a su lado:  un ser pequeño, inocente, de piel suave y ojos grandes, que sonríe y depende de ella.

Recuerden que recibo con gusto sus dudas, sugerencias y comentarios a través de viaintima@listindiario.com.do.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar
Más en Ritmo Social