http://images2.listindiario.com/image/article/412/680x460/0/8EC68A37-F6DA-4F93-9299-E57C13BDE94D.jpeg
Listin Diario
22 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 10:48 PM
Religión/Senderos 6 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
DOS MINUTOS

No tengo nada que ofrecerte

Compartir este artículo
Luis García Dubus
Santo Domingo

“Niño digno de amor, como los reyes magos, te veo en esta gruta acostado sobre la paja, bien pobre y despreciado; pero la fe me enseña que tú eres mi Dios, bajado del cielo para mi salvación. Te reconozco como mi soberano Señor y mi Salvador; te proclamo como tal, pero no tengo nada que ofrecerte. 

No tengo el oro del amor puesto que amo las cosas de este mundo; sólo amo mis caprichos en lugar de amarte a ti, infinitamente digno de amor. 

Tampoco tengo el incienso de la oración porque, por desgracia, he vivido sin pensar en ti.

Tampoco tengo la mirra de la mortificación, ya que, por no haberme abstenido de placeres miserables, he entristecido numerosas veces a tu bondad infinita.

¿Qué puedo, pues, ofrecerte? Jesús mío, te ofrezco mi corazón, muy sucio, completamente desprovisto como está: acéptalo y cámbialo, puesto que has venido hasta nosotros para lavar con tu sangre nuestros corazones culpables y así transformarnos de pecadores en santos.

Dame, pues, de este oro de tu santo amor; dame el incienso, es espíritu de oración; dame la mirra, el deseo y las fuerzas para mortificarme en todo lo que no le complace. Oh Virgen Santa, tú has acogido a los piadosos reyes magos con vivo afecto: dígnate acogerme y consolarme también a mí, que, siguiendo su ejemplo, vengo a visitar y ofrecerme a tu Hijo.”

San Alfonso María de Ligorio Obispo fundador de los Redentoristas y doctor de la iglesia

La pregunta de hoy
¿Cuál es la buena noticia de hoy?

Si usted está cansado de falsedades y fingimientos, y en cambio busca la verdad, le voy a dar la clave para encontrar esa gran noticia: la verdad está siempre envuelta en humildad y en amor.

Si lo que la cubre no es humildad, y si lo que la mueve no es amor, no es verdad, es interés.

Aquel de quien se dijo que “la luz verdadera estaba llegando al mundo” (Juan 1, 9), fue el mismo que declaró más tarde con toda naturalidad “Aprendan de mí, que soy sencillo y humilde, y hallarán descanso para su alma” (Mateo 11, 30)

Ese hombre ñ Dios, es la persona más humilde que ha existido, y todos sus actos están movidos por el amor.

La verdad está siempre envuelta en humildad y movida por el amor. Esa es la clave para saber qué es verdad y qué no lo es. Y todo lo que no es verdad, es inútil o es dañino.

Sólo la verdad nos hará libres. El mismo Señor dijo: “Ustedes, para ser verdaderamente mis discípulos, tienen que mantenerse fieles a ese mensaje mío; conocerán la verdad, y la verdad los hará libres” (Juan 8, 32). Esa es la noticia de hoy.

Quien ha experimentado que la fe no es una ideología, sino un encuentro personal con Jesucristo, sabrá que el tesoro es él, y ya no le hará falta nada más.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Religión/Senderos