Santo Domingo
32ºC23ºC
DOS MINUTOS
En el evangelio de esta semana (Mateo 26,14- 27,66) aparece un héroe a quien también sacaron la sangre. Pero esta historia no es tan bonita
Un doctor cuenta la historia de un niño de ocho años, cuya hermana se estaba muriendo. Dándose cuenta de que solo una transfusión de sangre del hermanito salvaría a la niña, el doctor le preguntó al niño: “¿Estarías dispuesto a dar tu sangre para tu hermana?”.
SENDEROS
Los seres humanos siempre han buscado el poder de dominar, ya sea la naturaleza, su medio ambiente, e incluso a su congéneres, ya sea por una lucha de poder o inseguridades propias por el dolor que se oculta dentro de sus corazones. Muchas veces estas son tan poco tratadas dentro de los tiempos correctos que llegan a la adultez con ellas, al ser adquiridas regularmente en la niñez.
REFLEXIÓN
El Papa criticó ayer las guerras y los conflictos armados que se suceden en todo el mundo, que calificó de “masacres inútiles”, y apeló a la paz, pues, dijo, que con ella “nada se pierde”.
Oficios religiosos
DOS MINUTOS
Cuando Lázaro se puso enfermo de muerte, sus hermanas enviaron un mensaje a Jesús diciendo: “Maestro, el que tú amas está enfermo”. Note la delicadeza de este mensaje. Era sólo la información de un hecho. No era una petición por una curación. Es como decir: “Querido Señor, este es el problema. Haz lo que tú creas que es mejor”. (Vemos aquí un estilo de oración de petición idéntico al de la Virgen en Caná: “No tienen vino”).
REFLEXIÓN
El Evangelio de hoy (Jn 11, 1-45), nos narra la resurrección de Lázaro, nos dice que Marta y María, hermanas de Lázaro, envían un mensaje a Jesús diciéndole que su amigo estaba enfermo, Jesús al oírlo, dijo: “Esta enfermedad no es de muerte, es para la gloria de Dios para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella”. Cuando Marta se encontró con Jesús, le dijo:   “Señor si hubieras estado aquí, no habría muerto mi hermano” y Jesús le dijo: “Tu hermano resucitará” Jesús derramó lágrimas, fue al sepulcro y después de orar en voz alta, gritó con fuerza: “¡Lázaro, sal afuera!” y muchos al ver la resurrección de Lázaro creyeron en él. 
SENDEROS
¿Qué haría hoy si fuera valiente? Algunos responderían me constituiría en “ley, batuta y constitución” para atacar la delincuencia, la corrupción, violencia de género, abusos y tantas más.  Todo sentimiento que nos urge a tomar a acción para corregir aquellos actos en los que todos estamos de acuerdo que nos afectan, a algunos en este preciso momento, a otros, quizás más adelante, proviene de ese lugar en nosotros que nos recuerda nuestro compromiso en este universo.
Lo último
 
Columnistas