Listin Diario Logo
06 de diciembre 2016, actualizado a las 01:54 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual24ºC32ºC
Puntos de vista martes, 26 de mayo de 2015
0 Comentarios

EN LA RUTA

Ni para comer

César Duvernay

El anuncio de aumentar un 14 por ciento al salario mínimo del sector privado ha recibido el rechazo de los diferentes sectores de la sociedad que entienden como irrisoria la propuesta de modificación.

El Comité Nacional de Salarios, compuesto por el ministerio de Trabajo y empresarios, dispuso mediante resolución un alza que tocaría a los empleados que devengan los sueldos menores fluctuantes entre 6,880 pesos el más bajo y 11,29 2el más alto.

La situación ha hecho crisis porque cuatro de las más importantes centrales sindicales del país se han retirado del dialogo tripartito que trabaja en la adecuación al Código Laboral como forma de presión para que sea dejada sin efecto la medida y se revise ya sea el monto del reajuste o el carácter retroactivo del mismo.

Un escenario complejo donde los empleados aducen que lo devengado no les alcanza para subsistir y donde los empleadores argumentan que un aumento en sus costes haría zozobrar sus negocios.

Solo que al margen de las formulaciones legislativas, conceptuales o económicas, lo único cierto es que en esta realidad nadie puede vivir con el salario mínimo. Según el propio gobierno la canasta familiar ronda los 30 mil pesos mensuales sin incluir con elementos como el pago de agua, luz y teléfono.

Así las cosas e independientemente a lo que se quiera argu¨ir, la matemática es inflexible, y si una familia de cuatro miembros tiene que disponer de 450 pesos diarios para más o menos satisfacer las tres comidas, esto equivaldría a 13,500 pesos mensuales lo que indica que ni con el mayor de los salarios mínimos le alcanzaría para alimentarse.

Entonces algo hay que hacer porque en medio de las distorsiones de un sistema el cual muchos funcionarios ganan una fortuna mensual, el empleado al que no le alcanza lo que gana para comer, también debe pagar transporte, comprar medicinas, llevar hijos a la escuela y debe tener derecho a poder beberse una cervecita.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre