UN MOMENTO

Visita ad Limina

Mons. Ramón Benito De La Rosa y Carpio

Los obispos dominicanos están terminando de llegar a Roma para la tradicional Visita ad Limina Apostolorum, a la puerta de los apóstoles.

Es tradición de la Iglesia que los obispos del mundo entero vayan a la tumba de Pedro y a visitar las basílicas, las cuatro basílicas, las grandes basílicas de Roma y tengan un encuentro, una audiencia con el Papa.

Es el signo de la comunión, de la participación, de la corresponsabilidad universal de todos los obispos en la Iglesia y de su comunión estrecha con la cabeza de la Iglesia, que es Pedro.

Por eso, una actividad muy importante en esos días, es el encuentro, la audiencia con el Santo Padre, el Papa Francisco.

La Conferencia del Episcopado Dominicano, ha preparado a su vez un informe en cada obispo, en cada diócesis, para presentarlo en esta visita, y sirve de diálogo y de encuentro.

La Visita ad Limina Apostolorum, a la puerta de los apóstoles, es un encuentro con las raíces del Cristianismo, y un encuentro que muestra la universalidad de la Iglesia, repetimos, con la cabeza de ella, el Papa Francisco.

Hasta mañana, si Dios,
Usted y yo lo queremos.