Listin Diario
22 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:45 PM
Puntos de vista 5 Marzo 2013
Comentarios 2 - último digitado en 12 Mar a las 12:11 PM
Tamaño texto
Eppur Si Mouve
1 de 2
Compartir este artículo
Melanio Paredes

Recientemente tuve acceso a un artículo de Xavier Sala, catedrático de Columbia University, en el cual se critica de manera mordaz la política educativa del gobierno de Mariano Rajoy, que en estos momentos enfrenta, además, una grave crisis de credibilidad por la publicación de los papeles de Bárcenas, una seria denuncia de supuesta corrupción político-financiera que involucra a importantes dirigentes del Partido Popular que gobierna en España y que se suma al grave deterioro económico social que en los últimos años viene afectando a la madre patria.

En esta entrega, solo nos detendremos a compartir con los amables lectores, el tema educativo, por la estrecha vinculación que históricamente, como es obvio, ha tenido nuestro sistema educativo con el de la antigua metrópolis a través de la lengua materna, los intercambios académicos, los programas de formación docente en los distintos niveles y la procedencia, mayoritariamente española, de los libros de texto, utilizados en nuestras escuelas y colegios, pero además por la intención bien fundada aunque ingenua de nuestro Presidente, de traer al país a profesores españoles a fin de fortalecer nuestra formación y práctica docentes.

El referido artículo comienza citando lo dicho por el escritor estadunidense Mark Twain, al describir en pleno siglo XIX, al sistema educativo de la época como “el responsable de que los apuntes que tiene el profesor en su libreta acaben en la del estudiante sin pasar por el cerebro ni del uno ni del otro’’, equiparando a esa concepción, la propuesta de nueva ley educativa española del actual ministro José Ignacio Wert; refiere que el sistema educativo español no funciona, “que ningún maestro honesto puede mirar a los ojos de sus estudiantes y prometerles que si se esfuerzan, estudian y hacen todo lo que se les dice, la vida les ira bien”.

El autor apunta, como también lo afirman Ken Robinson, Richard Gerver y muchos otros críticos contemporáneos de la realidad educativa, que mientras el mundo ha cambiado radicalmente, los sistemas educativos de los distintos países, prácticamente no han evolucionado, desde la era de la ilustración que los inspiro hasta nuestros días’’; y es aquí donde, a nuestro entender, reside la fuerza de la crítica del profesor de Columbia cuando afirma “seguimos con el profesor en su tarima, su pizarra y su tiza y los estudiantes con sus apuntes, sus pupitres y su memorización, ¡tal como describía Mark Twain!”, concluyendo en que la nueva ley ni diagnostica los problemas del sistema educativo español, ni propone una sola solución inteligente al drama del fracaso escolar!

La nueva ley del PP, afirma el académico de origen español, parece tener como único objetivo, el ajuste de cuentas con sus opositores socialistas, en materia religiosa, historia y sociedad y con los “nacionalistas periféricos’’ en los temas de lengua y españolidad.

Las críticas a las propuestas de reforma educativa y a los resultados de desempeño de las escuelas y colegios en España, no son nuevas, se han suscitado con frecuencia en los diferentes momentos que se han conocido, como fue el caso de la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo, conocida como la LOGSE, puesta en vigencia en la década de los 90s o después de conocerse el fracaso de los estudiantes españoles que los dejaba en la cola entre sus iguales de la región, en el reporte de las pruebas PISA del 2009. 

El escritor, periodista y miembro de la Real Academia Española, Arturo Pérez-Reverte, en ocasión de los “desoladores datos del informe Pisa’’ riposto acremente a una justificación del mismísimo Presidente de gobierno de ese entonces que, justificando esos resultados, acotaba: ’’lo que más determina la educación de cada generación es la educación de sus padresÖ hemos tenido muchas generaciones en España con bajos rendimientos educativos, fruto del país que tenemos’’; la respuesta del agudo periodista no se hizo esperar, escribiendo con sorna.. ‘’Dicho de otro modo, lumbrera: que después de dos mil años de Hispania grecorromana, de Quintiliano a Miguel Delibes, pasando por Cervantes, Quevedo, Galdós, Clarín o Machado, la gente buena, la culta, la preparada, la que por fin va a sacar a España del hoyo vendrá en los próximos años, al fin, gracias a futuros padres formados por tus ministros y ministrasÖ” 

“TED Conferences”, prestigioso espacio de difusión de ideas innovadoras, California (2010), el Foro Global de Educación, Madrid, 2011, los valiosos documentales como el Esperando por Superman, 2010 y De panzazo, 2012, con dramáticas exposiciones sobre los anacronismos de la educación en los EEUU y México, respectivamente, o los crudos testimonios sobre los desfases educativos y ejemplos puntuales de buenas prácticas de la región latinoamericana, recogidos en el impactante documental, La Educación Prohibida, son incontrovertibles evidencias de la tendencia mundial de crítica y búsqueda de soluciones creativas a la crisis mundial del agotado modelo educativo que penaliza y cierra las puertas al futuro a millones y millones de niños y jóvenes en el mundo.

Lamentablemente nuestro país se mantiene alejado de ese debate vital y se persiste en el error consuetudinario de tomar el rábano por las hojas, poniendo el énfasis, solo, en los insumos y no en el factor esencialmente humanizante y consiguientemente integral de la educación, desdeñando el papel central de la presente generación de infantes, la más sofisticada que hayamos conocido, que no siente amor ni atracción por lo que ocurre en la escuela y por ello, garantizar a tiempo su regreso, después de cada vacaciones, se convierte en una quimera y es que, sencillamente, nuestros muchachos no encuentran, en ese espacio, respuesta a sus expectativas y proyectos de vida.

El autor fue ministro de Educación.

COMENTARIOS 2
Comentó: LosReyes
De: República Dominicana
Melanio, como ministro de Educación, tuvo la mala experiencia de que cuando trató de salirse del encajonamiento en que los intereses creados han metido a nuestro sistema educativo, casi lo queman en la hoguera los mismos que, con sombrillas amarillas, exigían el 4% para la educación y que ahora vemos que su principal objetivo era usarlo para aumentarse los sueldos desorbitantemente.
5 Mar 2013 11:59 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: ingciudadano
De: República Dominicana
Creo que ningun especialista en educación ha tratado este tema con tada claridad, y abordándolo desde paradigmas nuevos de estos tiempos. Es una lástima que otros pseudo eruditos del tema se aferren al sistema educativo vigente, el cual está obsoleto.
12 Mar 2013 12:11 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña