Puntos de vista 25 Febrero 2013
Comentarios 5 - último digitado en 25 Feb a las 12:35 PM
Tamaño texto
 Una defensa infeliz
Compartir este artículo
Oscar Medina

El presidente Danilo Medina tomó una decisión correcta al dejar sin efecto la alternativa que había planteado su gobierno para solucionar la litis sobre los terrenos de Pedernales, que mantiene trabado el desarrollo de la región Suroeste del país.

Algunos atribuyen tal decisión a la influencia que habrían ejercido sobre el mandatarios los directores de medios, periodistas y comunicadores invitados a Palacio el pasado martes a discutir los pormenores de la propuesta presidencial. Pero eso no es del todo cierto.

La decisión del Presidente guarda muy poca o ninguna relación con las exposiciones de periodistas en el almuerzo del martes. Todos los presentes ---Danilo incluido--- conocían de antemano las posiciones de cada uno de los invitados. Todos llevábamos varios días exponiendo en los diversos medios en los que participamos. Por tanto, allí no se fue a convencer a nadie sino a escuchar y ser escuchado. Bastaba ver la lista de los invitados para saber que sólo unos pocos estábamos a favor de la solución planteada por el gobierno. Y que la mayoría estaba en contra.

Los periodistas fuimos a jugar nuestro rol, que era expresar libremente lo que pensábamos. Y la reunión fue enriquecedora para todos los participantes. Hubo buenas y emotivas participaciones, así como otras cargadas de nimiedades y marcadas por la perversidad que ha encontrado espacio en un sector de la comunicación social.

Y si bien el Presidente se enteró de algunos aspectos que él mismo afirmó desconocía. Lo cierto es que al margen de ese encuentro surgieron elementos, en especial sobre la identidad de algunos de los tenedores de títulos de propiedad, que lucieron escandalosos y sospechosos a los ojos del mandatario.

Lo que justifica que Medina abriera un espacio prudente, dejando sin efecto su decisión inicial, para que sea la Justicia que aclare esa situación.

De paso el Presidente increpó a ciertos miembros del ministerio público ---muy locuaces ellos--- para que dejen de lado su vedetismo y actúen dando seguimiento a los casos para encontrar una rápida solución a este conflicto que lleva ya 16 años. Pero si algo en esa reunión debió disgustar al Presidente, fue la debilidad argumental y la falta de valor que exhibieron algunos de los funcionarios que le acompañaban. Porque estaban allí para defender con vigor las posiciones del Ejecutivo y la necesidad de desarrollar el Suroeste a partir del plan que ellos mismos habían anunciado días antes. Salvo el ministro de Medio Ambiente, cuya exposición fue técnica, correcta y concluyente, y no fue rebatida por nadie. Los demás miembros de la Comisión Presidencial no estuvieron a la altura de sus condiciones profesionales, políticas y personales. El consultor jurídico del Poder Ejecutivo, César Pina, es moralmente incuestionable, conoce bien el tema y como expositor es excelente, y el ministro de Turismo, extraordinario polemista y que también conoce bien el tema porque corresponde a su esfera administrativa, no fueron capaces de defender sus argumentos con la vehemencia que les caracteriza, y en cambio permanecieron en silencio la mayor parte del tiempo. Pina Toribio y Francisco Javier pudieron haber demostrado que por la vía judicial ese litigio sobre las tierras de Pedernales dormirá el sueño eterno; que el decreto del ex-presidente Mejía fue lo que legalizó esos títulos, y que la solución que se había planteado el gobierno era la única que permitía una solución rápida y viable en una situación como la presente.

A ambos les sobran condiciones políticas y dialécticas para mantener una postura firme y convincente, o por lo menos que no quedara la impresión, como ocurrió, de que el Gobierno estaba incurriendo en un delito de lesa patria al negociar con los tenedores de esos títulos de propiedad. Tampoco rebatieron las distorsiones planteadas por algunos de los comunicadores presentes que ---fuera por fastidiar o por ignorancia--- desviaron el centro de la discusión jurídica de lo inmobiliario a lo penal. Llegaron incluso a poner en cuestionamiento la veracidad de las inversiones nacionales y extranjeras que aguardan sólo la solución de la litis para invertir miles de millones de dólares en esa región.  Hasta el colmo de insinuar que los funcionarios estaban defendiendo negocios particulares en lugar del interés colectivo. Al punto que el presidente Medina debió intervenir para aclarar que esos ministros actuaban por encargo personal suyo.

Esos manipuladores, sin embargo, no recibieron la respuesta adecuada y contundente que merecían de quienes estaban siendo aludidos indirectamente. Lo más sintomático fue el mutismo del senador Dionis Sánchez, de Pedernales, quien por años llevó la voz cantante para que el Estado asumiera el plan de desarrollo de su región. Ese legislador, a quien se le reconoce por su incansable lucha para desbloquear los impedimentos que traban el desarrollo de su provincia, se encontraba en la magnifica oportunidad de hacer valer las necesidades de su pueblo y denunciar la pobreza a la que están sometidos sus compueblanos a pesar de tener las riquezas naturales de mayor potencialidad que tiene la isla.

Ese era el momento de exponer sus argumentos, reclamar que no le tracen pautas a su región hambrienta desde oficinas lujosas en Santo Domingo, y de exigir a los comunicadores presentes que en lugar de torpedear todas las iniciativas de desarrollo, se sumen a un movimiento de opinión pública para solucionar los problemas que impiden su desarrollo. Y hasta pudo exigir a los presentes, incluyendo al Presidente, que de esa reunión saliera sellada la solución más expedita a los graves problemas del Suroeste, fuera a través del ya fracasado fideicomiso o mediante cualquier otra alternativa definitiva.

En fin, ese era el escenario para que el senador Dionis Sánchez hiciera valer su discurso en beneficio de su provincia, dejando en evidencia a tantos farsantes...Pero no abrió la boca...No dijo una palabra. Fueron esas actitudes, independientemente de la forma desastrosa en que este caso se manejó en los medios de comunicación, las que condujeron al Presidente Medina a reconsiderar su posición. Lo dejaron solo en territorio hostil. Y si en lo adelante Medina decide hacer lo que han hecho los anteriores presidentes por Pedernales ---o sea, nada--- tampoco se le podrá cuestionar. Porque será la responsabilidad de los que callaron, de quienes lo dejaron solo en este proceso. De sus colaboradores, pero más que nadie de los habitantes de Pedernales y de toda la región Enriquillo. Y, sobre todo, de las autoridades regionales a todos los niveles...Y de sus fuerzas vivas. Los que se pasaron años hablando y exigiendo, desaparecieron. No movieron un dedo por su región. Se ignora cuál será la actitud de Danilo a partir de ahora, y de otros que salieron a defender esa causa. Pero es probable que mucha gente no vuelvan a caer en el mismo gancho...

 ¡Ese pleito que lo eche la gente de Pedernales!

COMENTARIOS 5
Comentó: barahonero18
De: República Dominicana, Distrito Nacional
Excelente análisis. Como anillo al dedo le cabe lo dicho por el Apóstol Josè Marti: LOS QUE NO TENGA EL VALOR DE SACRIFICARSE, QUE TENGA EL PUDOR DE CALLARSE, ANTE LOS QUE SE SACRIFICAN.
25 Feb 2013 7:23 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: t0rmenta
De: Estados Unidos
sacar de la pobresa a quien? pues en punta cana y la romana sigue la gente pasando hambre,. si usted , como comunicador, se va a un resort, se encuentra que los mejores puestos de trabajos, los tienen extranjeros,. llegan al descaro, que hasta se encuentra con guias de turismo argentinas, haitianos, peruanos,. y es por eso, muchos turistas se van con la impresion , de que visitaron un pais llamado la romana y no Republica Dominicana
25 Feb 2013 9:08 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: sancr1523
De: Estados Unidos
Entonces el papa dice una cosa y este dice otra, eso para estar con Dios y Con el Diablo al mismo tiempo !!!
25 Feb 2013 11:27 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: raro1949
De: República Dominicana
Está sangrando por la herida.
25 Feb 2013 12:22 PM
Reportar como inapropiado
Comentó: randolfo
De: Estados Unidos
Buen título le pusiste a tu escrito. Una defensa infeliz. Me pregunto por qué tienes tan baja estima de lo que escribes? digo, para ser sinceros, no sirve para nada, pero debes tenerte mas amor propio. Tu escrito es una defensa infeliz pero es "tu" defensa. Asi, que ha quererse más. Gracias igual.
25 Feb 2013 12:35 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña