Listin Diario
18 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:26 AM
Puntos de vista 12 Febrero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
Tiempo para el alma
Compartir este artículo
Josefina Navarro
josefinanavarrog@gmail.com

“¡Miren cuán bueno y cuán delicioso es 
habitar los hermanos juntos en armonía!”. 
Sal. 133: 1.

Jesús nos une en amor y en lazos fraternales, no sólo con nuestros consanguíneos, también con nuestras amistades y la comunidad en sentido general. El amor y la aceptación de Jesús como nuestro Dios y salvador une a las personas, las hace hermanas, las bendice en un común denominador: la fe. Lo que hemos recibido de ese conocimiento de Dios, no debemos dejarlo estancado en la particularidad de cada cual; lo ideal y lo natural es compartirlo y gozarlo, multiplicarlo y reciclarlo en testimonios que sirven siempre a las y los demás. El Salmo 133 termina diciendo, a partir de esa celebración de la vida renovada en comunidad, que “allí envía Dios bendición”. ¡Amén!

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña