Puntos de vista 11 Febrero 2013
Comentarios 5 - último digitado en 11 Feb a las 1:05 PM
Tamaño texto
¡Llevemos la fiesta en paz!
Oscar Medina

En las últimas semanas se ha intensificado la campaña de grupos políticos y sociales contra el contrato que concede la explotación de la mina de oro de Pueblo Viejo a la empresa canadiense Barrick Gold.

A esa oposición tradicional de la izquierda “vestida de verde” y de los radicales de siempre, ahora se han sumado sectores del oficialismo, entre los que sobresalen legisladores que en su momento votaron favorablemente por ese contrato-ley.

De forma particular llama la atención la decisión de la Cámara de Diputados, que un par de años después de haber aprobado de forma polémica ese contrato, ahora designa una comisión para “revisarlo”.

La posición del oficialismo se debe a la decisión del gobierno ---y de forma muy particular del presidente Medina--- de llevar a la Barrick a la mesa de negociaciones con la intención de incrementar los ingresos que recibirá el Estado en los próximos cuatro años.

Medina necesita más recursos para poder acometer sus planes. Pero no puede continuar financiando el déficit ---ya que la deuda se acerca a niveles de inviabilidad--- y una nueva reforma fiscal resulta política y socialmente inviable. De ahí que haya identificado el oro de Pueblo Viejo como una posible fuente de ingresos.

A los ejecutivos de la Barrick se les solicitó sentarse a la mesa del diálogo, pero ante la resistencia de la minera al llamado amigable, el oficialismo ha iniciado una ofensiva que procura generar la suficiente presión política para obligar una transacción.

Una renegociación por demás justa.

Porque los precios del oro no son los mismo que al momento de la aprobación del contrato. La onza troy de oro se ha multiplicado por cuatro en el mercado de valores .

Además, hay detalles ---como la depreciación acelerada de la inversión que en su momento se convino con la minera--- que condicionan los estados de resultados, y en esos mismos niveles se reducen los beneficios a reportar para ser gravados por la renta.

Esa cláusula del contrato vigente, a todas luces onerosa contra el Estado, prácticamente libera a la Barrick durante los próximos tres años del justo pago de participación por la extracción de ese recurso no renovable .

Pero una renegociación justa también favorecería a la multinacional, que está llamada a mantener buenas relaciones de negocio con el Estado, quien indefectiblemente será su socio durante los próximos 30 años, además de que necesita mantener vínculos armoniosos con una sociedad a la que también estará ligada ineludiblemente por las próximas décadas .

Sin embargo hay que tener cuidado de no satanizar un contrato que en esencia no es malo. Y que, por el contrario, ha sido puesto de ejemplo en otras partes del mundo como una negociación beneficiosa para un Estado concesionario de una explotación minera .

El contrato con la Barrick establece que el Estado recibirá recursos por tres fuentes: 3.2 por ciento por concepto de Retorno Bruto de Fundición, 25 por ciento de Impuestos Sobre la Renta y 28.75 por ciento sobre las ganancias libres de impuestos .

Es decir que en total el Estado recibirá el 50 por ciento de los beneficios de la Barrick. Y ese no es un mal negocio .

La mayor controversia surge en lo que se refiere a que la Barrick pagará participación sobre las ganancias luego de recuperada la inversión inicial, que sobrepasa los 4 mil millones de dólares. Y si deprecian esa inversión en apenas tres años, las ganancias serán prácticamente nulas. Por lo que no será hasta dentro de 3 ó 4 años que comenzaría a rentar al Estado .

Por eso tiene razón el presidente Medina cuando intenta renegociar algunos aspectos del contrato con la Barrick Gold. Desea y necesita recibir algo más de esos ingresos en su cuatrienio de gobierno .

Se debe renegociar el tiempo de la depreciación, que podría ser de 8 ó 10 años. Así como la tasa del IRS, que no hay razón para que sea inferior a la que pagan todas las demás empresas del país, que es del 29 por ciento .

Y a la Barrick la conviene esa renegociación.

Es justa y facilita sus relaciones con la sociedad y con el Estado.

Pero ojo...No llevemos este proceso impulsados por populismos o radicalismos rancios.

Hay una realidad que nadie debe obviar: la Barrick está amparada en un contrato-ley. Un contrato que hay que cumplir so pena de recibir severas condenas en las cortes internacionales y convertirnos en parias para la inversión extranjera.

Por tanto, es bueno que todos llevemos la fiesta en paz...Y nos dejemos de demagogia.

A la Barrick Gold le conviene negociar.

Pero negocia si quiere. Y el Estado puede presionar, pero no puede desconocer los derechos adquiridos por la minera .

La otra alternativa es buscarle a la Barrick los cuatro mil millones de dólares para resarcirle lo que invirtió, más la indemnización...De lo contrario, se queda aquí por encima de la cabeza de los insensatos y radicales que andan por ahí desinformando y amenazando con carabinas vacías.

La prudencia recomienda una renegociación sana, sin presión, sin amenazas y sin burdas politiquerías.

Porque a las malas...no conseguiremos nada...sólo problemas.

COMENTARIOS 5
Comentó: felixelgato
De: República Dominicana
Que pena da leer a este joven opinocrata ! que carencia de sensibilidad, que vocacion de entreguismo! esta lucha por un nuevo contrato con la Barrick gold no es un asunto de quedar bien,se trata de las reservas estrategicas del pais que reclamaran tus hijos y nietos maÑana.
No vamos por migajas.
11 Feb 2013 8:29 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: raro1949
De: República Dominicana
Oscar, ese contrato no se discutió en la Cámara de Diputados, harto es sabido, y dicho por ellos mismos, que ni siquiera lo leyeron, porque lo envió Leonel con la orden de declararlo de emergencia y aprobarlo en dos lecturas consecutivas, por lo tanto no fué "APROBADO EN FORMA POLEMICA".-
11 Feb 2013 8:40 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: raro1949
De: República Dominicana
A propósito, recientemente el señor Fernández fué "RECONOCIDO" en Canadá como el "Estadista del Año", y detrás de ese reconocimiento estuvo la Barrick Gold, y recuerde, que antes de "irse" del gobierno, Fernández visitó la Barrick.
11 Feb 2013 8:44 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: aguila12345
De: República Dominicana
Estamos totalmente de acuerdo.
11 Feb 2013 8:56 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: RamonF
De: República Dominicana
Sr Medina, permitame hacerle algunas precisiones, no se a que usted se refiere a 28.75% sobre ganancias libre de impuesto, pues ese porcentaje es la suma del 3.75 por explotacion de la mina, mas el 25% de impuesto sobre la renta con la modificacion en el 2012 despues de la modificacion del contrato
11 Feb 2013 1:05 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña