Listin Diario
20 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 4:47 PM
Puntos de vista 5 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
SONDEO
Danilo y Leonel
Compartir este artículo
Luis Encarnación Pimentel

El verdadero año de éxito político de Danilo Medina fue, y seguirá siendo, el 2012 porque tras sobreponerse a múltiples dificultades, en dicho período finalmente  se reconcilió con quien le había cortado el paso y terminó siendo su mejor aliado, el doctor Leonel Fernández, pero también se convirtió en el candidato oficial del PLD y logró cristalizar el sueño de ser Presidente. Sin dudas que el camino empedrado al poder se le comenzó a despejar a Medina a partir de cuando comprendió que su objetivo primario era alcanzar la Presidencia, no el convertirse en el principal líder del partido morado ni disputarle espacio al doctor Fernández. 

Para los fines, el hombre llegó al convencimiento ñy por eso está en Palacioñ de que en vez de confrontar y competir con el jefe de su partido y del país en ese momento, le convenía tenerlo de aliado para que le ayudara ganar. 

El hoy gobernante dio en el clavo, y de ahí el resabio de algunos voceros que, con huevos o intereses en la canasta del candidato contrario, apostaban a que el aspirante del partido morado rompiera definitivamente con Leonel, lo que hubiera implicado dividir las fuerzas y no contar con la “logística” elemental que se deriva del poder. 

Cabe aclarar que Danilo dependió de Leonel para ganar, pero no así para gobernar. Ya con rienda en mano, y en un medio presidencialista como el nuestro, Danilo no tiene por qué apurar el paso ni preocuparse en el 2013 por reafirmar su liderazgo, sino por centrarse en las tareas de gobernar, que son muchas y muy complejas, a fin de tener éxito con las dificultades económicas que sortea, y dejar una impronta que lo diferencie y lo registre en la historia del país. 

Al no haber reelección presidencial, Leonel Fernández ñcomo sugieren e insisten los mismos abanderados de un rompimiento entre ambas figuras- no tiene por qué ser dolor de cabeza ni competencia del actual gobernante. Y es que con cada quien en lo suyo -y sin hablar de reafirmar liderazgo ni de disputa de espacioñ el éxito estará asegurado en partida doble. 

En el caso de Leonel (en reserva para el 16), el hecho de que esté activo no se puede atribuir o ver como un ”protagonismo” que compita con Danilo, primero, porque es lógico que se defienda de los ataques y, segundo, porque quienes ahora le critican son los mismos que le pedían que hablara y diera la cara. ¿Y entonces? 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña