Listin Diario
1 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 7:16 PM
Puntos de vista 31 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
En la diana
Compartir este artículo
Rolando Reyes

Primer tiro
Vincular los fundamentos con las expectativas y las estrategias de política macroeconómica es  una condición necesaria para realizar buenos pronósticos de las tendencias de corto plazo de las macrovariables básicas en que deben fundamentarse las decisiones de inversión. El balance de riesgos macroeconómicos es el esquema en que deberían sustentarse las proyecciones  de corto plazo de la inflación, la tasa de interés y el tipo de cambio nominal. El impacto de la reforma tributaria y las alzas de algunos precios regulados (como electricidad y combustibles) aumentarían la inflación en cerca de un 1%. Pero como se espera que el ritmo de actividad económica permanezca por debajo del potencial, el mercado no estaría esperando que la política monetaria reaccione a ese ligero aumento de precios internos, pues la meta de inflación para el año en curso ya incorporó estos efectos. Aunque la tasa de interés de política monetaria reaccionaría a otros elementos no previstos del balance de riesgos internos y externos, hay que tomar en cuenta que el mercado produce ajustes en las demás tasas de interés, aunque la de política monetaria permanezca constante.

Segundo tiro
El pronóstico en base a tendencias del mercado debería partir de las expectativas y de las consecuentes decisiones de los actores con influencia o posición dominante. En el mes de enero los intermediarios financieros bancarios aumentaron sus tasas pasivas, pero bajaron ligeramente su tasa de interés activa. La reducción del margen de intermediación financiera actual puede interpretarse como un aumento de la disposición a prestar de los intermediarios financieros, los que buscarían colocar préstamos a tasas y plazos mayores que los plazos y tasas que pagan por los depósitos del público. Pero como durante el mes de enero los pasivos de los bancos múltiples en moneda extranjera aumentaron más que sus activos, la situación actual de las expectativas de los principales intermediarios financieros, medida indirectamente por sus movimientos de tasas de interés y de transacciones en moneda extranjera, es totalmente compatible con una reducción del nivel esperado en la tasa de interés y en el tipo de cambio nominal.

Tercer tiro
Los títulos del Banco Central y de Hacienda siguen vendiéndose a prima o por encima de su valor facial. Esto significa que los inversionistas institucionales (fondos de pensiones, puestos de bolsas y fondos de inversión) están esperando que las tasas de interés se coloquen por debajo de las tasas que pagan actualmente los títulos en circulación. Si la demanda de títulos de inversión expresados en moneda nacional está aumentando, y si el balance de riesgos de tasas de interés no se inclina hacia un aumento en el nivel de dicha variable, entonces se debería esperar que los inversionistas con activos netos en moneda extranjera también tomen posición en cuanto a cubrir riesgos de una posible reducción del tipo de cambio nominal.

Por tanto, después de ponderar los factores anteriores, a corto plazo, y fundamentado en mediciones y estimaciones indirectas, se podría reiterar el pronóstico de una reducción, o por lo menos una estabilidad duradera, de las tasas de interés y en el tipo de cambio esperado.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña