Listin Diario
17 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 11:30 AM
Puntos de vista 29 Enero 2013
Comentarios 1 - último digitado en 29 Ene a las 11:40 PM
Tamaño texto
ORLANDO DICE...
NI CNN cubrió lo del PRD con tanta fidelidad
Compartir este artículo
Orlando Gil
orlandogil@codetel.net.do

NO LO SON.- Los perredeístas tienen que corregirse la falsa creencia de que ellos son el pueblo, o de que lo que más se parece al pueblo dominicano es el PRD. Talvez sean los consentidos, porque se les pasa por alto sus travesuras, pero nunca los iguales. El pueblo dominicano era el que estaba el pasado domingo en sus casas, siguiendo por la televisión y la radio los incidentes de la Casa Nacional. Si algo bueno hubo en lo sucedido, es que todo el mundo vio y a nadie hubo que contarle. CDN y SIN hicieron de sus transmisiones un gran escenario y sobrepasaron en detalles a sus pares del exterior. Ni CNN en La Tormenta del Desierto superó la cobertura y fidelidad de las cadenas dominicanas.

Conocidos los hechos y sus protagonistas, si se les preguntara a los dominicanos si se reconocen en los asaltantes o en los congregados en el local, dirían de forma mayoritaria que no. Entonces, si se agravian entre sí, no tienen por qué hacer otro tanto con el pueblo dominicano, que ve a distancia y juzga y en su momento dará su veredicto. Que nunca será de violencia…

ESTABA DESDE ANTES.- El ex presidente Hipólito Mejía, al explicar la razón de su presencia en la Casa Nacional después de que fuera asaltada por sus fuerzas de choque, salió con la ingenuidad del día: fue a decir que ahí estaba Peña Gómez. La verdad que Peña Gómez estaba ahí antes de él decirlo, o llegar, y lo estaba en los seguidores de Miguel Vargas y en los del propio Mejía. ¿O es que acaso ya se olvidó que el fenecido líder perredeísta escenificó sucesos parecidos? Los perredeístas y el país recuerdan los incidentes del Concorde, que muchos ahora sacan a colación, y Peña Gómez fue entonces el detective de la película, pues encabezó la partida de indios que persiguió la caballería. ¿Que Vargas mantenía con cadena la Casa Nacional, o que impedía la entrada de sus oponentes con una guardia pretoriana bajo las órdenes de un comandante constitucionalista? Lo mismo de Peña Gómez y los escopetuses cuando el local de la avenida Bolívar. Nada nuevo bajo el sol de los compañeros, que nunca se arrepienten sus gestas y creen enaltecer sus manes repitiéndolas…

PERO SI NO QUIERE.- Dice Hipólito Mejía que la solución es un diálogo con la mediación de la Iglesia y que lo demás es pura teoría. Pudo haber dicho cuento, pero dijo teoría, y ya se sabe lo que significa esa palabra en la boca de un hombre tan práctico. Lo del domingo pudo haber sido una forma de presionar o forzar ese diálogo.

Se dice de viejo que hablando se entiende la gente, y la verdad es que los perredeístas no han querido hablar, aunque digan lo contrario, pues cada cual quiere hacerlo, o en su territorio, o con sus condiciones, y siempre buscando ganancias de causa.

Y eso que el PRD es el partido con más instancias de diálogo y concertación. Pero ellos solos no pueden. Son como las niñas que un adulto debe acompañar al baño. Incluso, hay que decir lo siguiente. Para hablar se necesitan dos, y Eduardo Jorge Prats dice que Miguel Vargas no está en diálogo, y Jorge Prats es como si hablara el propio Vargas. Entonces, abocarse a una conversación, que en el fondo será negociación, con uno refunfuñando, no es la mejor situación…

SOTANAS Y HOMBRES.- Hipólito Mejía dice que envió una carta a la Iglesia, pero ningún obispo la ha recibido.

Aunque la otra versión es que la misiva sería a dos firmas: la suya y la de Miguel Vargas, y que este se niega a poner su rúbrica. No hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que el presidente del PRD no quiere hacer compromiso, y las razones serían muchas, pero sobre todo que tendría cosas que perder. En tanto que para Mejía todo sería ganancia. Los obispos estarían en ánimo, y por lo menos uno expresó su disposición. Aunque falta ver si están en condiciones de repetir el milagro de la multiplicación de los panes y los peces. Pues como están las cosas en el partido blanco o entre los perredeístas, la invocación divina no sería suficiente. Deberían tener de entrada dos PRD, y dos presidencias del partido, e incluso dos candidaturas a la Presidencia de la República.

La paciencia de monseñor Agripino Núñez es proverbial, de tanto andar en estas fiestas, baila cualquier ritmo. Hasta el Deambow. Ahora, difícilmente Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez aguante sus majaderías.

Que recuerden los perredeístas que fue a un perredeísta que este insigne dignatario de la Iglesia le dijo que debajo de la sotana había un hombre…

COMENTARIOS 1
Comentó: Leger13
De: República Dominicana
Yaa uno no puede perder su tiempo hablando de esas triste gente. Ellos pertenecen al pasado al tiempo de concho primo. Ese mal del que sufre el PRD no tiene cura. Lo malo es que cuando venga la campana del 2016, que le pongan sus video con sus acciones y sus propias palabras, van decir que es campana sucia.
29 Ene 2013 11:40 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña