Listin Diario
21 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:07 PM
Puntos de vista 19 Enero 2013
Comentarios 2 - último digitado en 19 Ene a las 8:36 PM
Tamaño texto
SONDEO
La misma piedra
Compartir este artículo
Luis Encarnación Pimentel
encar-medios@hotmail.com

El ambiente de discordia y de confrontación interna que ha caracterizado al PRD desde su fundación,  extremado en la actualidad por la ausencia de un cabeza con liderazgo sólido y determinante que pueda hacer de árbitro, es sencillamente penoso. Cual sea el resultado final del juicio disciplinario al expresidente Mejía y compartes y de la convocatoria al CEN hecha para este sábado por Miguel Vargas, la principal fuerza  política de oposición luce dividida prácticamente en dos mitades. 

“Sólo el PRD divide al PRD”, expresó en su momento el doctor Peña Gómez, su líder histórico. Y aun cuando la organización que fundara Bosch sigue siendo una gran realidad (algunos apuntan que “un sentimiento nacional”), lo cierto es que las divisiones o las habituales luchas de quienes indistintamente se disputan el control interno le han impedido, en varias ocasiones, llegar al poder, y por de pronto en otras dos lo han sacado del mismo. El partido blanco a través del tiempo y de sus luchas históricas contra Trujillo y contra Balaguer han dado sobradas notaciones de una gran vocación democrática, pero ñconforme a los  hechos y a las veces triunfos que creía en sus manos se les escaparonñ luce no tener clara una vocación de poder. 

Solo esto último explica que en ocasiones de tener un buen posicionamiento y alguna figura con determinada expectativa en el electorado, el gérmen de la división diga presente y, ya sea por escoger al peor candidato o por boicotear desde adentro al seleccionado, lo echan todo a perder y siguen rumiando en la oposición. Con la agravante de que le atribuyen la culpa a otros (de un tiempo para acá al PLD, y muy especialmente al doctor Leonel Fernández), sin detenerse en sus desaciertos o traspiés internos. 

Por ejemplo, fue lo que pasó en el 90 cuando Bosch rechazó el apoyo de Peña y Balaguer, pese  al “que se vaya ya”, se quedó en el poder. En el 86, cuando Salvador jugó al contrario y a Jacobo le robaron el triunfo. Así mismo, cuando Hipólito en el 2004 se perdió en lo claro y le cerró el paso al heredero natural, que era Hatuey, y lo más reciente, cuando Mejía subestimó a Vargas y éste lo esperó “en la bajadita”. ¿Ahora, con dos listas en la JCE, con dos PRD o dos mitades de éste en pugna, podría llegar al poder el partido blanco en el 2016? ¡Bueeeno!... 

COMENTARIOS 2
Comentó: candelon
De: Spain, barcelona
Lo unico q les interesa es el poder y para que.aunque le cueste su propia sangre.
19 Ene 2013 4:36 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: rdlacruz
De: República Dominicana
En sus 74 años de fundación, por primera vez se percibe un peligro inminente. por primera vez toda su vieja dirigencia ha decidido apoyar al perredeista mas errático, mas controversial, mas conflictivo. El PRD de hoy corre peligro.
19 Ene 2013 8:36 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña