Puntos de vista 18 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
PUNTO DE MIRA
Expulsión medida
Alfredo Freites
afreites.listin@gmail.com

Está visto y comprobado que Miguel Vargas Maldonado emprendió el  “Hipolito push out Proyect”  (para estar a la moda) como si fuera una obra de ingeniería. Ubicó el terreno, buscó los arquitectos, hizo el  diseño, estableció los costos, contrató la mano de obra, incluyendo el encargado de la obra: Bueno todas esas cosas que se hacen incluyendo la ruta crítica y sopesó el tiempo de levantamiento ya que esto es determinante para la inversión. (No sé si incluyó  los chelitos para los inspectores de obras). Aunque el cemento fragua con agua, es mejor tener el clima  adecuado para emprender la construcción.

Al parecer todo esto fue cubierto porque el lunes se le da jaque mate a Hipólito y el sábado ya está convocado el Comité Ejecutivo. Le ganó al adversario la baza de la convocatoria. Quiere  enseguida levantar el acta de defunción. (Tampoco tengo conocimiento si habló con el zacateca).

Vargas ha tenido paciencia para el envite. Hizo fintas a los ganchos y rectos que lanzó Mejía como si la estrategia fuera el cansarlo o acumular fuerzas. Tengo el tufo de que era ganar tiempo para quitarle los pies de la alfombra. El tema es que ante la opinión pública se ha manejado con prudencia, sectarismo aparte.

Conozco el perredeísmo de Vargas Maldonado desde hace tanto. Aparenta que no gusta hablar mucho. No luce simpático; quizás hasta introvertido. He detectado uno que otro error en su actuar político.

Tal vez elegir mal a los colaboradores o ceder con facilidad a la primera propuesta, pero el paso del tiempo curte y se le percibe con madurez y ecuanimidad. Experto es quien ha cometido muchos errores. La competencia termina cuando acaba. La reunión del CEN dirá si sabe cerrar el juego. 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña