Listin Diario
1 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 9:32 AM
Puntos de vista 16 Enero 2013
Comentarios 6 - último digitado en 16 Ene a las 12:06 PM
Tamaño texto
ORLANDO DICE

Durante el juicio en el PRD hubo camaradería entre las partes

Compartir este artículo
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do

CON PICADERA Y TODO.-  Las incidencias del pasado lunes en la Casa Nacional del PRD, las de adentro y las de afuera, fueron referidas por los medios con todos los detalles posibles. Sin embargo, nadie habló de un hecho curioso, y sobre todo principal: la carpa que había en el patio, y donde se brindaron quipes, pastelitos y refrescos a los compañeros que asistieron al juicio. Comieron y bebieron en santa comunión los seguidores de Miguel Vargas, que eran los verdugos, pero también los de Hipólito Mejía, que no creyeron en ningún momento que ese refrigerio estuviera envenenado. Esto quiere decir que durante el juicio no solo hubo recesos, sino igualmente recreo, y vale recordar que en las escuelas ese es el tiempo de compartir. Incluso de intercambiar golosinas. En esta oportunidad fueron saludos y los diálogos no diferían de la antigua fraternidad: “¿Y dónde es que tú te metes, tenía mucho que no te veía?” ñ “No ahí, tranquilo. La cosa no está para moverse mucho”. Y lo mejor de todo: con la boca llena, buscando una cola para no añusgarse, pues los perredeístas son virtuosos de la comida y cuando se reúnen no hay picadera que dure...

MÁS QUE COMPAóEROS.- La experiencia es interesante porque prueba que los perredeístas no son más que boca. Que son --como dijo Joaquín Balaguerñ iguales a unas aves que en los campos llaman “judíos”, y que de día andan en desbandadas, pero de noche duermen en el mismo palo. Lo propio era que no se hablaran, ni se miraran, o que se cortaran los ojos, como los muchachos chismosos, o unos se les fueran arriba a los otros, escenificando adentro una reyerta parecida a la que se daba afuera entre policías y manifestantes. No. Se comportaron como lo que siempre han sido: compañeros. Y como tenían mucho tiempo sin verse por razones políticas, o porque no se convocan los organismos del partido, aprovecharon para ponerse al día en lo personal. Cuando en los tribunales ordinarios se ventilan casos de peleas entre familias, en los recesos éstas no comparten, sino que cada una se reúne aparte. Así debió haber sido entre los perredeístas que acudieron a la cita del pasado lunes en la Casa Nacional como observadores, pues no eran  acusadores ni acusados, sino miembros y dirigentes de las dos tendencias... 

INSTITUCIONALIDAD.-  Había considerado que si el único organismo del PRD que se podía convocar sin problemas de quórum era la Comisión de Disciplina, que los seguidores de Hipólito Mejía fueran con sus abogados y defendieran su causa. No  podían rehuirse todas las citas y ese escrutinio era institucional, y lo que falta en el partido blanco es institucionalidad. Era una forma de mover el músculo y avanzar aunque fuera hacia el precipicio. Lo que verdaderamente ocurrió el lunes. Fueron los abogados, de seguro que con el mandato de sus clientes, y se tiene un resultado: dos expulsados y dos suspendidos. El tribunal bateó para quinientos puntos, pues lo que se esperaba en la calle, o temían los afectados, era un “chapeo bajito”. Los contenidos de la acusación y la defensa son lo que menos importa, incluso las expulsiones y suspensiones, pero sí la formalidad de la audiencia, en que las partes actuaron con gran profesionalidad. Quisieran muchos juicios ordinarios desenvolverse con tanto respeto. Con decir que se llamó al orden al Fiscal Nacional...

YO, EL SUPREMO.-  Las dos tendencias presentaron armas y se vio que no son tan leones como se pintan, y que saben plantear y rebatir sin llegar a vías de hecho. Lo que sucedió en las gradas no alteró el juego. Los perredeístas que estuvieron afuera y originaron los incidentes fueron convocados durante el pasado fin de semana, incluso por las redes. Hubo una dirigente tan salida de sus casillas que hizo creer que en la Casa Nacional se iba a acabar el mundo el lunes del juicio. A esa ahora la llaman La Maya, pues mantuvo en enero la profecía que los mayas habían anunciado para diciembre. Lo cortés no quitó valiente, y pudo oírse a la presidencia del tribunal, al magistrado  Rafael Vásquez, corregir a uno de los abogados: “No, Fiquito no. Señor Presidente”, con lo que se afirmaba la majestad y se observaba el debido respeto. El susodicho se creyó tanto su papel que merece ser considerado en los premios Oscar, y tanto le gustó su representación que la mantiene. Los medios quieren entrevistarlo, por ser el hombre del momento, y responde como si fuera presidente de la Suprema: “Los jueces hablan por sentencia, y yo hablé con la mía”... 

COMENTARIOS 6
Comentó: yaquedelsur
De: Estados Unidos
Te haces el loco con lo acudir al "Tribunal", Gil: G. Tejada nombrado ilegalmente por N. Arroyo. Fiquito, Tribunal tendenciado de Miguel, cómo puede juzgar a nadie en un lío de esta envergadura además de conocer su propia recusación? G. Tejada acusando a HM de lo de Sobeida. Eso es un tribunal?
16 Ene 2013 3:27 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Lowell_MA
De: Estados Unidos
Parece que los perredeistas (y creo que la gente en la calle) se saben los estatutos "al pie de la letra" pues el "fiscal" hablos de las razones del juicio y cito una serie de articulos y acapites sin decir que dicen ellos y mas importante, porque se violaron. Los periodistas que averiguen/informen
16 Ene 2013 9:38 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Lowell_MA
De: Estados Unidos
Me estaba pareciendo raro tanta tranquilidad: lo de la comida fue estrategia fina. Al parecer es dificil hacer pelear a gente vieja mucho menos que no se ha visto en mucho tiempo. Yo por lo menos esperaba alguna "voceria" en el "jugado"
16 Ene 2013 9:45 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: LosReyes
De: República Dominicana
Auque algunos lo critiquen y otros se rían de su actuación y comportamiento durante el juicio, lo hizo correctamente, le dió al momento la majestuosidad que merecía, supo poner distancia entre el trato y camaradería de compañeros y la responsabilidad y seriedad que ameritaban las decisiones que se iban a tomar. Ahí no era Fiquito sino, como él mismo reclamó, el presidente del tribunal disciplinario.
16 Ene 2013 11:13 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Adrix
De: República Dominicana
HM Y SU GRUPO. Están en el pantano. Hay una sentencia de un tribunal interno que las leyes reconocen y cualquier intento por violentarlas se van a encontrar con tribunales superiores que la validaran en un sentido o en otro. El puede ser expulsado si ha violado los estatutos porque HM no es un dios.
16 Ene 2013 11:20 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: MartinMendez
De: República Dominicana
Fiquito no es bobo. Je.je je.
Sabe que si mete la pata lo finiquita Hipo.
16 Ene 2013 12:06 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña