Listin Diario
28 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 8:00 PM
Puntos de vista 8 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
SONDEO

Un temor

Compartir este artículo
Luis Encarnación Pimentel

Tengo el pálpito de que, si Dios no mete su mano y si el presidente Medina no se entera temprano y hace algo para evitarlo, su gobierno va a tener serios problemas de imagen. De entrada, el asunto tiene que ver con el mal manejo ño el no manejoñ de la comunicación y con los comunicadores. Así como se lee, aunque sea una tecla que públicamente no se toca, pero que es todo un secreto a voces. Se sabe que la gente de los medios que cubre la fuente de Palacio no se ha sentido del todo cómoda, pero se ha ido “acotejando” poco a poco, porque por lo menos los de visita habitual tienen facilidad de acceso y pueden “pecharse” ocasionalmente con los funcionarios impenetrables e incomunicados, que son muchos. 

Parecería que es una política (perniciosa y por demás muy dañina en el tiempo, porque mina la imagen de un gobierno) el no tomar nunca el teléfono ni devolver llamadas, si se logra dejar un mensaje. Pero sucede que el mal o el daño innecesario al gobierno de Danilo, porque de eso se trata, no es exclusivo de los titulares, sino también de parte de sus “asistentes” personales, que tampoco toman el teléfono, y en ocasiones quien responde es una secretaria, que no “asiste” ni resuelve nada, pues sólo sabe decir que su jefe no está o que está en “una reunión”, sin que el interesado reciba una satisfacción. Ya sugerí algo de esta preocupación, que es la de muchos amigos de los medios, pero nadie se dio por aludido. 

Resulta que el asunto se agudiza, por lo que aumentan los disgustos ño los “trúños”ñ en gente de los medios que apoyó a Medina y que, ante la dificultad de comunicación, lo menos que pudiera pensar es que, en campaña, y para ganar, le utilizaron y ahora para gobernar “le sueltan en banda”. Sin saber del credo la mitad, porque no está dentro, José ñDorín- Cabrera, dio una clarinada y escribió ayer que “el presidente Medina necesita una política de comunicación”..(Ö) “Una política que evite que el propio gobierno genere su propia oposición”. 

Es --por lo que dice en dos páginas del LISTÍN de ayer, y por el pálpito nuestro-- como para que se ponga atención. No basta con decir que ahora “habrá más comunicación y menos propaganda”, si solo el gobierno puede hablar cuando quiere, pero comunicadores y ciudadanos del pueblo están incomunicados o no tienen acceso a funcionarios que, para nada, copian el estilo sencillo del Presidente. ¡Hay más!

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña