Puntos de vista 28 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
VIVENCIAS
Malvado, perverso vengativo, y mezquino
Juan Francisco Puello Herrera

¿Puede alguien reunir las “cualidades” expresadas en el titulo que encabeza este artículo? En verdad, no es excepcional encontrar personas así. Revisando actitudes de gente que tratamos frecuentemente, al final de la jornada, advertimos, que hemos transitado por un erial. Podría decirse que el tiempo dedicado a éstas además de no dar frutos, ha sido perdido, cultivando unas relaciones que no han conducido a nada constructivo y que no han aprovechado en nada.  Lo que sí es una realidad, que el “afortunado“, que reúna las “cualidades” antes mencionadas, equivale a una bomba nuclear andante con detonador incluido. Con mayor razón, si la falsedad se disfraza de una prédica de buen ejemplo.

El malvado causa o puede causar daño; el vengativo se inclina a la venganza por el supuesto daño que ha recibido; el perverso es un depravado en las costumbres; el mezquino carece de sentimientos nobles. Ponga todas estas cualidades en una coctelera, muévala y tendrá una espantosa sorpresa: un monstruo con cuatro cabezas que se llama soberbia. ¿Qué sucederá cuando estas personas mueran?

La muerte siempre conmueve, pero como escribió alguien sobre un líder extranjero fallecido que las “personas de bien cubren con un tapiz de piedad los costados oscuros de los que mueren y prudentemente callan sus opiniones si estas no favorecen al muerto; por tanto, la muerte no convierte a un miserable en buena persona sino en un miserable muerto”.

Aclara, sin embargo, que “no podemos tratar a los miserables con su misma miseria, sino con compasión”. De mi parte, cuando una persona de esta estirpe encuentre paz a su espíritu que espero logre, si estoy vivo, oraré por su angustiada alma.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Puntos de vista