Puntos de vista 23 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
ASUNTOS DE DERECHOS
Impugnación del laudo arbitral
Compartir este artículo
Matías Modesto Del Rosario Hijo
modestomatias@gmail.com

Para tener una idea clara respecto al significado de laudo arbitral, podríamos decir que laudo es equivalente a una sentencia, un  laudo tiene la misma fuerza que una sentencia emanada de un tribunal ordinario. De lo anterior solo se diferencia el hecho de que en casos de arbitraje, las partes dan poder  a un tercero imparcial para que dirima el diferendo. Podríamos en síntesis  establecer, que se llega a obtener una sentencia o un laudo arbitral mediante un proceso denominado arbitraje y el cual es un procedimiento jurisdiccional sui generis, mediante el cual, por expresa Voluntad de las partes, se difiere la solución de conflictos privados transigibles a un cuerpo igualmente colegiado integrado por árbitros, quienes transitoriamente quedan investidos de jurisdicción para proferir un laudo con la misma categoría jurídica y los mismos efectos que una sentencia judicial. 

Es un Sistema de resolución de conflictos entre contratantes para evitar la intervención de un juez y dejar el fallo a cargo de terceros imparciales. Pero, ¿y cómo se impugna ese laudo o esa sentencia?, el artículo 39 de la ley 489-08 sobre arbitraje comercial, al referirse a la impugnación del laudo o sentencia arbitral, establece que: Contra un laudo arbitral sólo podrá recurrirse ante un tribunal mediante una petición de nulidad, este tribunal será la Corte de Apelación.  

El laudo arbitral sólo podrá ser anulado cuando la parte que solicita la anulación demuestre: Que una de las partes en el acuerdo de arbitraje a que se refiere el artículo 10 de la ley 489-08 sobre arbitraje comercial, estaba afectada por alguna incapacidad, o que dicho acuerdo no es válido en virtud de la ley a que las partes lo han sometido, o si nada se hubiera indicado a este respecto, en virtud de la ley dominicana. Que ha habido inobservancia del debido proceso, que se haya traducido en violación al derecho de defensa. 

Que el laudo se refiere a una controversia no prevista en el acuerdo de arbitraje o contiene decisiones que exceden los términos del acuerdo de arbitraje. Que la composición del tribunal arbitral o el procedimiento arbitral no se han ajustado al acuerdo entre las partes. Que los árbitros han resuelto sobre cuestiones no susceptibles de arbitraje.  Que el laudo es contrario al orden público.  Por último, es bueno advertir que la acción de anulación del laudo ha de ejercerse dentro del mes siguiente a su notificación o, en caso de que se haya solicitado corrección, aclaración o complemento del laudo, desde la notificación de la resolución sobre esta solicitud. 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña