Listin Diario
21 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 3:36 PM
Puntos de vista 22 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
Bávaro, la gran oportunidad
1 de 2
Compartir este artículo
Fabio Fernando Herrera G.

El pasado domingo, cuando el sol iniciaba su despertar por el horizonte y las últimas sombras de la noche se escabullían raudas, para dar paso a la luz del día,  nos encontrábamos ya en la Av. de las Américas camino a Bávaro. Razones familiares nos motivaron a hacer este viaje rápido de ida y vuelta en un solo día.

Con las primeras luces del sol, los tonos azules de nuestro mar Caribe se intensificaron y en la lejanía se podían apreciar pequeñas embarcaciones de pescadores que realizaban su oficio habitual. Más adelante, la autovía del Este, amplia y bien cuidada, nos permitió seguir avanzando rápidamente hasta llegar a la nunca terminada carretera de La Romana con sus muchos desvíos y desbalances. Lo temprano de la hora, nos facilitó el cruce de esa ciudad, normalmente tortuoso por la gran cantidad de vehículos y motores que circulan por sus vías de acceso.

Cuando alcanzamos la nueva autopista del Coral, que  ya une a La Romana con Bávaro,  los rayos del sol iluminaban con todo su esplendor las magníficas llanuras orientales, sembradas de cañas y otros frutos que le imprimen al paisaje un gran verdor, hasta perderse en el firmamento. Por un momento, recordamos las llanuras inmensas de Marruecos sembradas de una gran variedad de productos agrícolas que la han convertido en el granero de Europa.

La nueva carretera, perfectamente señalizada, correctamente ordenada, facilita el manejo y  nos permite disfrutar sin stress del maravilloso paisaje que se ofrece a nuestra vista. Atrás quedo, el incómodo paso por la ciudad de Higüey con sus calles desordenadas y señalización deficiente. También quedo atrás, el lento cruce por la carretera de la Otra Banda con sus casas multicolores y sus ventas del conocido Chicharrón de Leche.

Cuando llegamos a Bávaro, donde reside nuestro hijo y le tocamos la puerta de su hogar, todavía dormía, en la recién inaugurada mañana dominguera.

Después de los saludos y abrazos a nuestro nieto, pasamos a tomar el consabido café mañanero y ya a las 11 de la mañana nos encontrábamos en la Iglesia de Punta Cana oyendo la misa dominical, en su homilía, el sacerdote oficiante expuso sobre el tiempo de la navidad y la necesidad de compartir y ayudar a los más desposeídos como forma de identificarse con el sacrificio del Rabí de Galilea, nuestro Señor Jesucristo. Entre los asistentes a dicho oficio religioso se encontraba el presidente de ese famoso Proyecto Turístico, conocido mundialmente.

La autopista del Coral ha aproximado considerablemente esta zona a Santo Domingo y todavía falta por terminar la parte de Circunvalación de La Romana, con lo cual el tiempo y la distancia serán aun más cortos. Todo esto, brinda excelentes oportunidades a Los Proyectos Turísticos del Este para ofrecer a Santo Domingo como un atractivo más  en sus rutas turísticas. Pero al mismo tiempo ofrece a nuestra vieja capital la oportunidad de reinventarse y de organizarse para recibir a estos nuevos visitantes con los brazos abiertos, ofreciéndoles sus muchos atractivos, tanto como ciudad histórica o como centro moderno de amplias posibilidades de diversión y entretenimiento. Para ello se hace necesario, el concurso de los operadores turísticos, de los hoteleros y sobre todo, empoderar a sus ciudadanos para servir de receptores a todos los turistas que podamos captar con la cercanía de estos polos turísticos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña