Puntos de vista 21 Diciembre 2012
Comentarios 2 - último digitado en 21 Dic a las 12:18 PM
Tamaño texto
Relatos diplomáticos ligados a la Navidad
Manuel Morales Lama

En consonancia con el particular período del año en que nos encontramos y su significado para los países de tradición cristiana, el autor se permite tratar el presente tema en cierta medida distante del contenido de los trabajos que habitualmente se publican de su autoría en este diario.

Téngase en cuenta que con diversas motivaciones y propósitos el medio internacional, y particularmente el diplomático, es uno de los que más relatos y anécdotas generan, muchos de ellos se refieren a hechos históricos particulares y otros son de carácter más ligero, pero todos suelen tener una especial enseñanza.

En ese marco, nos referiremos a la tradición establecida  en diversos países en virtud de la cual los mandatarios, sean éstos presidentes, primeros ministros, reyes, papas e incluso dictadores, ofrecen a la población de su país su formal “mensaje de Navidad”, por los diversos medios disponibles, incluyendo hoy los de carácter electrónico.

Autores contemporáneos, al referirse al tema, admiten que no existe una real precisión de datos que permita establecer cuál fue el primer “mensaje de Navidad” de parte de un Mandatario. Al respecto, dos son los que más se disputan esa “paternidad”. Unas fuentes consignan que el primer mensaje de tal naturaleza fue el que ofreció  el Rey Jorge V del Reino Unido, a través de la “BBC Imperial Service”, en las Navidades de 1932.

Otras fuentes consideran como el autor del primer mensaje por televisión, de ese carácter, al entonces presidente de los Estados Unidos, Franklin Delano Roosevelt, siendo trasmitido en 1939, en los inicios de la Segunda Guerra Mundial. Ese mensaje, que fue calificado como “un efectivo instrumento de promoción gubernamental”, motivó que diversos mandatarios de la época ofrecieran mensajes de semejante contenido; entre ellos se destacan Churchill y Hitler.

Por su determinada vinculación con el contenido de este artículo, merece recordarse que por la eficacia demostrada, debe promoverse el debido entendimiento entre las naciones, a través de manifestaciones culturales como la música y el canto. Al respecto el destacado artista y activista político brasileño Gilberto Gil, ha señalado: “El arte tiene el poder de transformar la diversidad”.

Puede resultar ilustrativo un caso relacionado con lo precedentemente tratado, que se atribuye al ámbito de la política exterior cultural estadounidense, cuya diplomacia pública se ha valido del “hip-hop” con el propósito de crear un conveniente “puente” para la difusión de su cultura. En adición a eso, como parte de su efectividad medios de comunicación  han señalado la determinante incidencia que pudo haber tenido la difusión del “hip-hop” en la llamada primavera árabe.

Recuérdese que el “hip-hop” surgió a finales de los años 60 en Estados Unidos en las comunidades “afroamericanas” y latinoamericanas como un movimiento cultural propio de determinados “barrios populares” neoyorquinos. Como expresión artística, el “hip-hop” ha tenido  su mayor incidencia en el marco de la política exterior cultural estadounidense durante el gobierno del presidente Obama.

En lo que respecta a las anécdotas cuyo contenido se vincula al ámbito diplomático, que involucran a sumos pontífices, una de las más publicadas y verbalmente repetidas es la que se refiere al Papa Juan XXIII, monseñor Angelo Giuseppe Roncalli, cuando era Nuncio Apostólico en París en 1945.

Pese a su amplia difusión, es sin duda, una de las anécdotas más banales que se recuerdan del referido Santo Padre. El hecho sucedió en una cena de etiqueta, en época navideña, y estuvo vinculado con la investidura diplomática del entonces Nuncio Apostólico. En esa ocasión, por cuestiones de precedencia diplomática le correspondió un asiento al lado del suyo a una importante funcionaria, de marcada militancia feminista, quien asistió ataviada al evento con un vestido calificado de audaz por la casi total transparencia del mismo y por ser muy corto.

Al respecto se recuerda que en esa ocasión el futuro Sumo Pontífice solicitó a uno de los mozos acercarle una manzana que se encontraba en un arreglo decorativo y luego de recibirla, agarrando la misma con ambas manos, en un gesto solemne de cortesía, se la ofreció a la importante señora, la cual admirada por el gesto, amablemente le preguntó el motivo de tan honroso ofrecimiento. A lo que el Nuncio en París, respondió: “Tiene una motivación bíblica: Es que cuando Eva mordió la manzana fue cuando pudo darse cuenta de que estaba desnuda”.

Por último, merece recordarse una reciente exhortación del Papa Benedicto XVI en la que aconseja evitar un camino equivocado, especialmente en Navidad: “El camino de buscar la felicidad en el placer a toda costa, refugiándose en paraísos artificiales, como el de la droga, después se revelan completamente ilusorios”. A lo que Su Santidad añade: “Poner una felicidad individual en lugar de Dios, aleja de la verdadera alegría que trae Jesucristo y que celebramos en Navidad”.

El autor es Premio Nacional de Didáctica y embajador de carrera.

 

COMENTARIOS 2
Comentó: luisemilioduran
De: República Dominicana
Excelente, con un final reflexivo, bien escogido de una exhortación de Benedicto XVI. Felicidades embajador Lama.
21 Dic 2012 10:42 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: franklinpeña
De: República Dominicana
A pesar de lo especial para estas fechas del artículo como todos los que escribe Lama tiene su enseñanza. Es un trabajo que hay que reconocerle su perceberancia y también su buen nivel y profundidad.
21 Dic 2012 12:18 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Puntos de vista