Listin Diario
25 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:14 AM
Puntos de vista 14 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
VIVENCIAS
Los conversos
Compartir este artículo
Juan Francisco Puello Herrera

Eduardo  de la Hera  es un sacerdote español de Palencia, que ha escrito algo interesante sobre los conversos, que vale la pena analizar. Nos dice, que los conversos son esas personas que, después de haber vivido al margen de toda fe religiosa, un día inolvidable dieron un viraje tan intenso a la trayectoria de su vida que cambiaron de rumbo.

Agrega que estos comenzaron a “tomarse tan enserio a Dios que trastocó sus vidas”. Pero aquí viene lo contradictorio de su propuesta, este cambio, señala, en cierto sentido, les complico la vida. ¿Por qué? Porque en ese proceso, alguien pudo ver en ellos a seres sugestionados, alucinados o alineados. Pero no, lo que han hecho es salirse de este mundo: el suyo y el de todos, el único que tenemos.

Precisa que tampoco se transformaron en fanáticos de lo religioso, simplemente se mostraron coherentes con su verdad y respetuosos con la verdad de los otros. Me identifico totalmente con este criterio por sobradas razones, principalmente, porque en el proceso de la conversión personal he vivido cada momento que expresa de la Hera.

Es en la soledad que se acrisola con mayor conciencia lo que Dios quiere de uno, para lograr avanzar en el camino que conduce a la morada eterna. En lo personal, han sido muchos y variados los momentos de frustración vividos que han tratado de impedir ese proceso de conversión, pero han sido enriquecedores.

Me han permitido conocer su justa dimensión a ese Dios que siempre está pendiente del mínimo detalle en orden a nuestra salvación.

Con razón se dice que “la conversión consiste en aceptar libremente y con amor que dependemos totalmente de Dios, nuestro verdadero Creador; que dependemos del amor”. Es abandonarse, sin pensar que la felicidad la dan los logros personales, está en seguir con la mayor sencillez y confianza a ese señor que nunca falla.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña