Listin Diario
17 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 5:24 PM
Puntos de vista 28 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
UN MOMENTO
Con Juan Pablo II
Compartir este artículo
Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio

En la visita ad limina, la que hacemos los obispos cada 5 años, más o menos, a Roma, para encontrar al Papa, mi visita ñla última con Juan Pablo II, en el año 1999ñ le manifesté mi deseo en la conversación personal con él, de que en la República Dominicana haya más matrimonios por la Iglesia, y el Papa me respondió: “¿Pero esos matrimonios que no están casados por la Iglesia, son estables?”.

Me recordó entonces, que esa estabilidad matrimonial es la natural, la fundamental, la primera base: que los matrimonios sean estables.

Si tenemos matrimonios estables, estarán preparados para ser matrimonios por la Iglesia.

Por eso, el país necesita ñcomo me recordaba a mí Juan Pablo IIñ y al recordármelo a mí, se lo recordaba a todas las diócesis en las que yo laboraba, que: “Necesitamos familias estables, estables a través del tiempo, que venzan las dificultades, y esas familias estables darán el paso: un día al matrimonio como sacramento, y entonces serán enriquecidas”.

El mensaje de Juan Pablo II es ese: familias estables; y que un día puedan acercarse al sacramento del matrimonio, y de esa manera, tendremos nosotros una sociedad buena y tendremos nosotros parejas que crecerán dentro de la Iglesia.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña