Puntos de vista 28 Noviembre 2012
Comentarios 2 - último digitado en 28 Nov a las 11:02 PM
Tamaño texto
ORLANDO DICE...
El problema no es el altar ni el santo, el templo
Compartir este artículo
Orlando Gil
orlandogil@codetel.net.do

“NO MUEVAN EL ALTAR...” .- Los funcionarios de pasados gobiernos acusados de corrupción nunca se sientan al frente o en el patio de la iglesia a cherchar como cualquier hijo de vecino. Todos son santos varones y como figuras de yeso  corresponden al  altar. Incluso, se colocan unos tan cercanos de otros que hay que tener cuidado, pues con una vela se les rinde culto a todos. La socarronería política recuerda, cada vez que hay ocasión, una frase atribuida al ladino de  Ulises Hereaux, Lilís: “No me muevan el altar, que se me caen los santos”. La advertencia iba en muchas direcciones, pero dejaba claro lo obvio: cada santo tiene devotos, y cada devoto debe al santo su patrocinio. Lilís habló en el siglo antepasado, y sin embargo, sus palabras parece que fueran pronunciadas ahora. No cambiaron los hombres y menos las circunstancias. No se puede mover el “altar”, pues se corre el riesgo de que caigan  los “santos”. La mayor hazaña fue la de Joaquín Balaguer contra Salvador Jorge Blanco, y  al final de sus días, según se dijo, devolvió ese “santo” al “altar”...

ERAN ANGELITOS DEL CIELO.- La opinión pública vio con buenos ojos la destitución de Haivanjoe Ng Cortiñas, pues la “indelicadeza” de su pensión rompió todos los récords. Sin embargo, hubo quienes dieron versiones que lo salvaban de ese infierno. Dijeron que su desgracia fue negarse a avalar unos pagos a comunicadores que eran paniaguados del nuevo gobierno. Es decir, que lo sacrificaron por honesto. Igual se pensaba que Elías Wessin merecía quedar fuera del cargo que había ocupado durante los ocho años de Leonel Fernández. Las denuncias y las revelaciones eran causas suficientes para prescindir de sus servicios. No obstante, hay explicaciones oficiosas que lo salvan del maleficio. El problema estuvo en negarse a aceptar el  avalúo de  unos terrenos propiedad de una sucesión, entre cuyos beneficiarios estaba  la principal funcionaria de una entidad que es casi un poder público. Si se hubiera tragado los escrúpulos y convenido en que esas propiedades  valían lo que decían sus dueños, ninguna auditoría lo hubiera tumbado de un puesto que le correspondía por derecho de aliado...

ENTRE SUBLEVACION E INSURGENCIA.- Estas alegaciones se hacen primero en las oficinas, y después en las esquinas y en los bares y las cafeterías, y quedan en el imaginario popular de las dudas. Si fue así o todo lo contrario. Sin embargo, hay que decir que fueron decisiones de orden moral y no política, pues Ng Cortiñas sigue en el PLD, que se sepa, y el PQDC, el partido de Wessin, sigue en alianza con el gobierno. Incluso, el nuevo incumbente de Bienes Nacionales es dirigente de esa organización. Lo del senador Félix Bautista es diferente. En su caso es la política lo que impide que se mueva el altar y se haga caer el santo. El problema, por tanto, no es el altar ni el santo. Es el templo. O el obispo, con tanta autoridad que ni venido de Roma. A la mujer no se le debe tocar ni con el pétalo de una rosa, al senador de San Juan ni con el filo de un código. Si lo tocan, coge fuego el PLD, y hasta la mata de limoncillo se vuelve leña, pues no solo es secretario de Organización, sino ungido del líder. La situación es complicada, ya que evitando la sublevación del partido se provoca la insurgencia de la calle...

UNO LLEVO AL OTRO.-  Lo intrigante de este intento de guerra son los daños colaterales propios de toda conflagración. No puede moverse el altar y que caiga el santo Félix Bautista sin que le ocurra lo mismo al santo Amable Aristy Castro. Lo que decía: si se prende una vela a uno, el efecto le llega al otro. Resultó extraño que a la iniciativa del Procurador General de la República reaccionara un abogado de oposición, y que se supone no tiene relaciones de ningún género con el senador de San Juan, pero sí con su homólogo de La Altagracia. La cuestión no era desarchivar el expediente, sino mover el altar. Si caía  Bautista, de seguro que no lo haría solo. Que es lo que se está viendo ahora. Incluso, con pasos propios y no siguiendo huellas. Con  Aristy Castro ya se piden  medidas de coerción. Su abogado no solo tiene buenos reflejos, sino que como Nicolás Cage en Next se anticipa a los acontecimientos. Ve las cosas antes de que sucedan. Entonces, y en un acto de complicidad colectiva, todos preguntan lo mismo, ¿por qué ahora cuando busca apoderarse de la dirección del Partido Reformista? Desde la cárcel no le gana ni a Humberto Salazar, su Némesis de estos días...

COMENTARIOS 2
Comentó: LosReyes
De: República Dominicana
¿Por qué se ha tomado a Bautista como símbolo de corrupción sí fue llevado a la justicia y no se le probó nada? La corrupción política es un bebé de cuna comparada con la que se da en el empresariado y los medios no se atreven a tocar. Con los robos al fisco cometidos por los empresarios se resuelven todos los problemas del país.¿Por qué no tocamos esa tecla? ¿Cuál es el miedo?
28 Nov 2012 6:43 PM
Reportar como inapropiado
Comentó: CARMENJOSE2456
De: Estados Unidos
Se puede entender todo lo que esta pasando en nuestro pais .- La corrupcion ,como otros males esta institucionalisada,y los que las dirigen ,no importa su filiacion politica,-La objectan,la aceptan y la vendicen dependiendo del efecto...?
28 Nov 2012 11:02 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña